Comprar un móvil reacondicionado

A veces, elegir un móvil nuevo no es algo muy sencillo, sobre todo cuando no se dispone de un presupuesto alto. Siempre vamos a querer lo mejor, pero a veces la mejor es muy costosa y allí es cuando los móviles reacondicionados hacen su parte.

Móviles reacondicionados: una alternativa

Los móviles reacondicionados son una gran opción cuando necesitas comprar un dispositivo, pero no dispones de un presupuesto muy alto. Son más económicos, sí. Sin embargo, no son necesariamente equipos de mala calidad. Por el contrario, muchos son de gama alta o al menos de marcas muy reconocidas.

Esta alternativa no solo es ideal para quienes desean ahorrar dinero, sino que también es ideal para quienes quieren reemplazar su dispositivo por una opción inmediata. Hay que aclarar algo llegado este punto: los dispositivos reacondicionados no son celulares usados, pero tampoco son dispositivos nuevos. Sí, es muy confuso, por eso lo explicaremos en detalle ahora mismo.

Los dispositivos usados son aquellos que hacen honor a su nombre, esos que con solo verlos ya sabes que son usados. Los reacondicionados pueden clasificarse según el grado de reacondicionamiento, que van desde los que parecen usados hasta los que lucen como si fuesen recién salidos de la fábrica o ensambladora.

Los móviles reacondicionados que lucen como si fueran nuevos, son los de clasificación tipo A. Los hay además de tipo B y C, con menores grados de reacondicionamiento. Hay fabricantes que los condicionan ellos mismos, mientras que otros móviles reacondicionados son adquiridos por minoristas que se encargan de prepararlos para luego venderlos.

Ya que sabes lo que es un móvil usado, hablemos ahora de lo que es realmente un móvil reacondicionado. Este tipo de dispositivo es aquel que fue comprado como nuevo, pero el usuario lo usó por muy poco tiempo y lo devolvió por algún defecto de fábrica, eso en la mayoría de los casos. Sin embargo, hay ocasiones en las que un usuario devuelve un celular solo porque le ha parecido aburrido o porque ya no le ha gustado una vez que lo ha tenido en sus manos.

En esos casos, se habla de celulares que realmente son como nuevos. Algunos quizás solo tuvieron una falla que no sea muy relevante, como haber sido vendido con unos auriculares deficientes o con un cargador del color equivocado al que indica la caja de presentación.

Los dispositivos reacondicionados no son tan limitados como muchas personas pueden creer, y la verdad es que hoy en día casi cualquier modelo tiene su versión de este tipo, solo es cuestión de encontrar el celular que uno realmente desea.

Los móviles reacondicionados son una buena opción para quien quiere ahorrar, y tienen la característica de que el fabricante por lo general se esmera mucho en solucionar el problema inicial antes de lanzarlo al mercado, porque no quiere cometer dos veces el mismo error y porque necesita reivindicar su marca y su producto.

Como sea, los dispositivos reacondicionados representan una opción muy interesante para la mayoría de las personas.


Comparte con sus amigos!