El filántropo que ha pagado 7,5 millones de euros por un vuelo al espacio… y ha cedido su asiento

El fundador de Citadel ganó una subasta para tener un sitio en el cohete New Shepard, desarrollado por la empresa de Jeff Bezos Blue Origin, pero el que volará será un profesor de instituto de Nueva York

Ir al espacio se ha convertido en la nueva afición de los millonarios. De una forma u otra, todos quieren formar parte de la nueva revolución espacial.

Si antes su objetivo era dejar huella en el mundo, ahora también quieren hacerlo en el especio y que se les recuerde eternamente por sus iniciar la colonización de otros planetas. Jeff Bezos, Richard Branson, Elon Musk…

El último en sumarse a la carrera espacial (aunque de otra manera) ha sido Ken Griffin. El fundador y CEO de Citadel ha pujado en una subasta por un asiento en el cohete New Shepard desarrollado por Blue Origin. Sin embargo, el billete no es para él.

Cualquier profesor o profesora de una escuela pública de Nueva York podría ocupar un asiento del cohete New Shepard en su próxima misión al espacio.

Ken Griffin, que ha pagado 8 millones de dólares (unos 7’5 millones de euros) por tener un lugar en el cohete desarrollado por la empresa de transporte aeroespacial Blue Origin, fundada por Jeff Bezos, ha decidido donar su billete a un maestro de un centro educativo de la ciudad de Nueva York. La selección del afortunado la realizarán Griffin, Blue Origin y el Departamento de Educación.

Subasta solidaria: 8 millones de euros por un asiento en el cohete de Jeff Bezos

Ken Griffin no ha acudido a la subasta, pero el director de tecnología de Citadel, Umesh Subramanian, ha hecho la oferta en su nombre. Después de conseguir un puesto en el cohete de Bezos, el multimillonario ha anunciado que cederá su asiento a un profesor o profesora de una escuela de Nueva York.

“Espero que esto encienda el botón de la imaginación de nuestros estudiantes e inspire a la próxima generación a ampliar los límites de lo que la humanidad puede lograr”, dijo Griffin en un comunicado recogido por Bloomberg.

En el cohete podrán viajar hasta seis personas. El profesor o profesora que ocupará el lugar de Griffin no será el único educador a bordo del aparato. La compañía espacial de Jeff Bezos, Blue Origin ya subastó en su día otro asiento para que lo ocupara un maestro.

El New Shepard de Blue Origin se lanzará el próximo julio desde las instalaciones privadas de la compañía en el oeste de Texas.

La subasta en la que pujó Griffin se realizó en un acto para recaudar fondos para la Robin Hood Foundation. El evento se celebró en el Javits Center de Manhattan, al que acudieron grandes personalidades y multimillonarios como Bezos y su novia Lauren Sanchez; Dina Powell McCormick, Alison Mass, Lisa Opoku y Chris Kojima de Goldman Sachs; Alan Schwartz de Guggenheim; Nelle Miller de JPMorgan; y los administradores de fondos de cobertura Boaz Weinstein, Scott Goodwin, Larry Robbins y Leon Cooperman.

Los beneficios obtenidos durante el evento, en el que se ha recaudado un total de 126 millones de dólares (119 millones de euros), han sido donados a la Robin Hood Foundation.

Emprendedor y filántropo. ¿Quién es Ken Griffin?

Ken Griffin es uno de los mayores creadores de mercado de Estados Unidos. Fundador, CEO y jefe de inversiones del fondo de activos Citadel, Griffin comenzó a operar desde su dormitorio en Harvard en 1987, instalando una antena parabólica en el techo de su habitación para recibir cotizaciones de acciones en tiempo real.

En la página web de su compañía podemos leer que tres años después de aquello, fundó Citadel.

Hijo de un gestor de proyectos para General Electric y nieto de Genevieve Huebsch Gratz, que heredó un negocio de petróleo, tres granjas y una empresa de semillas, Griffin se crió en Florida, aunque también vivió en Texas y Wisconsin. En el instituto, era un genio de la computación y presidente del club de matemáticas.

De adolescente, trabajó en IBM a tiempo parcial y emprendió y un negocio de software que vendía programas educativos con descuento a profesores. El espíritu empresarial ya corría por sus venas.

Citadel, una de las firmas de inversión alternativa más exitosas del mundo

Con 18, Griffin entró a Harvard y estudió Economía. Fue en la universidad donde empezó a invertir en opciones y arbitraje de bonos convertibles. Después de graduarse, trabajó en Glenwood Capital Investments.

Al tiempo, fundó Citadel, y más adelante, Citadel Securities. A día de hoy, es una de las firmas de inversión alternativa más exitosas del mundo, invirtiendo en nombre de socios de capital que incluyen instituciones públicas, privadas y sin fines de lucro preeminentes.

Una de las últimas noticias financieras de Citadel Securities fue la inversión de 1.200 millones de dólares por parte de Sequoia Capital y la firma de criptomonedas Paradigm. De esta forma, la compañía de Griffin pasó a estar valorada en 22.000 millones.

Este movimiento se produjo después de que la compañía criticara las operaciones antibajistas, como las de GameStop, en la que pequeños inversores se coordinaron a través de Reddit para hacer subir las acciones de la compañía, provocando pérdidas millonarias a los fondos de inversión de Wall Street.

Según Forbes, Ken Griffin posee una fortuna de 21.000 millones de dólares. Sus residencias personales están valoradas en 1.000 millones, y posee dos jets privados: un Bombardier Global Express de 2001 valorado en 9,5 millones, y un Bombardier Global 6000 de 2012 valorado en 50 millones.

Un escéptico de las criptomonedas

A pesar de su visión empresarial y su clara apuesta por las nuevas tecnologías Griffin sigue siendo un escéptico de las criptomonedas.

“El bitcoin no es nada eficiente desde una perspectiva económica o ambiental. No lo veo como una solución de pago”, dijo a Forbes. “Personalmente, no he visto el atractivo de poseer criptomonedas como una reserva de valor. Soy un coleccionista de arte abstracto estadounidense”.

Sin embargo, Griffin ha sabido aprovecharse de este neuvo mercado de inversores.

La compañía del multimillonario compró flujo de órdenes (información de operaciones) al bróker Robinhood, una plataforma comercial gratuita que ofrece a los usuarios la posibilidad de comprar e intercambiar criptomonedas.

Por aquello, se le acusó de conflicto de intereses por desempeñar a la vez el papel de creador de mercado y el de participante. Asimismo, tuvo que testificar ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EE UU.

Rico de cuña. Una faceta filantrópica

Ken también es conocido por su faceta filantrópica. En los últimos años, ha donado más de mil millones de dólares a asociaciones para ampliar el acceso a la educación de alta calidad en todos los niveles, avanzar en la investigación médica, reducir la reincidencia y los delitos violentos y mejorar los espacios públicos.

Griffin también ha contribuido a las campañas de algún político demócrata a través de donaciones, así como a la Fundación Obama.

Ha colaborado con la Fundación Bill y Melinda Gates en la promoción de las escuelas concertadas y la financiación de clases particulares, así como con Harvard, la Universidad de Chicago y diversas entidades culturales.

Durante la pandemia, donó más de 50 millones de dólares para el desarrollo de vacunas y otros programas relacionados con la covid-19.

Leer más: lavanguardia.com

Like it? Share it with your friends!