El derecho a baja por reglas dolorosas: ¿qué países permiten ausentarse en el trabajo?


  • España está cerca de convertirse en uno de los pocos países que regula las bajas por menstruación
  • La mayoría de países que recogen este derecho en su legislación están en Asia

España podría estar cerca de convertirse en el primer país europeo en aprobar el derecho a baja por menstruación dolorosa.

La propuesta, incluida en el borrador del Ministerio de Igualdad sobre la futura ley del aborto, está en discusión dentro del Gobierno y si las negociaciones siguen su cauce podría convertirse en uno de los pocos territorios del mundo en el que el permiso menstrual ya es un hecho, como Japón, Corea del Sur o Zambia.

Una realidad en varios países de Asia

La mayoría de territorios que recogen las bajas por dolor menstrual en su legislación están en Asia. Indonesia es el país más abierto en este aspecto. En 1948 se incluyó una cláusula en una ley laboral que hacía mención a que las mujeres trabajadoras «no pueden ser obligadas a trabajar» en el primer y segundo día de regla.

Años más tarde, en 2003, la última ley laboral del país recoge el derecho a dos días de baja remunerados durante la menstruación e incluye la obligatoriedad de regular esta práctica en el contrato.

Las empresas pueden ser multadas por no respetar este derecho, aunque ya se han alzado numerosas voces alegando que muchas no son compresivas y por ello las mujeres prefieren no pedir la baja para no ser señaladas por sus empleadores.

En Japón este derecho está reconocido desde 1947. La legislación laboral nipona actual incluye esta posibilidad para casos en los que los síntomas del periodo hagan que las empleadas vean «extremadamente dificultado su desempeño profesional».

La normativa, sin embargo, no obliga a las empresas a pagar a las empleadas durante ese periodo, como sí ocurre con otras ausencias justificadas por otros motivos médicos. Lo que sí contempla es multas de hasta 300.000 yenes (2.200 € aproximadamente) a aquellas compañías que denieguen la solicitud de sus empleadas.

El número de mujeres japonesas que se beneficia de este derecho es muy reducido. Un informe del Ministerio de Trabajo de Japón muestra que entre abril de 2019 y marzo de 2020, solo el 0,9% afirmó haber hecho uso de él en ese periodo.


Según una encuesta publicada por el grupo editorial Nikkei realizada a 2.000 mujeres, entre los motivos está el temor a reacciones negativas por parte de sus compañeros y superiores, la ausencia de síntomas graves o el hecho de que muy pocas mujeres lo solicitan.

Otro país asiático que reconoce este tipo de permisos es Corea del Sur. Aunque no se presenta como una práctica generalizada, está regulada desde 1953 y es un asunto tratado con seriedad en el país.

Según una encuesta citada por EFE, en 2017 un 19,7% de mujeres se había beneficiado de esta baja, un porcentaje que, sin embargo, es mucho menor al 23,6% del 2013. En 2021, el exdirector general de la aerolínea Asiana Airlines recibió una multa de casi 1.8000 dólares por haber rechazado 138 peticiones de bajas por dolor menstrual.

En Taiwán, la legislación permite a las trabajadoras tomarse un día libre al mes como parte de sus bajas por enfermedad si se topan con dificultades derivadas de su ciclo menstrual.

Dicha norma se incluye en la Ley de Igualdad de Género en el Empleo, vigente desde 2002. En países como India, este derecho solo está vigente en algunos estados concretos como Bihar, donde se ofrecen dos días de baja menstrual al mes.

El Parlamento intentó ampliar el periodo a cuatro días en 2017, pero la propuesta no tuvo recorrido político.

En el continente africano también hay un país cuya Ley laboral contempla el derecho de las mujeres a un día de baja adicional por motivos. Zambia incluye en su Ley de Trabajo un día de ausencia al mes para todas las mujeres: «toda empleada tendrá derecho a un día de ausencia al trabajo cada mes sin necesidad de presentar certificado médico vigente».

En Latinoamérica, países como México permiten a algunas trabajadoras estatales «licencias» de descanso en el caso de presentar menstruación acompañada de dolor pélvico, náuseas, vómitos o mareos, pero no existe una regulación a nivel nacional.

Otros países alrededor del mundo como Australia o Polonia cuentan con empresas privadas que sí recogen la posibilidad de este tipo de bajas más allá de la legislación del propio territorio.

Ningún país europeo incluye la baja menstrual en su legislación

En Europa, ningún país contempla hasta ahora la posibilidad de ausentarse del trabajo en los días de regla, aunque se ha intentado en países como Italia.

Allí se presentó una propuesta de ley en 2016 que proponía el derecho de las mujeres a ausentarse de su puesto sin necesidad de recurrir a baja por enfermedad o vacaciones en caso de sufrir fuertes dolores durante su menstruación, pero no llegó a aprobarse.

En otros países vecinos, como Francia, el debate está abierto, pero no hay ninguna propuesta oficial sobre la mesa. Alemania, por su parte, permite a las mujeres acudir a su médico para solicitar una baja por dolores menstruales, pero la decisión final siempre queda en manos del especialista.

Hasta el momento, en España se habían llevado a cabo iniciativas semejantes en algunos ayuntamientos, como el de Girona, que permite la ausencia laboral durante ocho horas al mes que pueden compensarse más adelante, o el de Sabadell, donde se aprobó un permiso de hasta doce días anuales para el personal del consistorio y de empresas municipales.

Leer más: rtve.es

Like it? Share it with your friends!