Una azafata de vuelo acusa a Elon Musk de acoso sexual y de haber pagado 250.000 dólares para silenciar el caso


  • Según el diario Business Insider, Musk le realizó tocamientos, algo que él niega y que achaca a «una persecución política»
  • Este no es el único escándalo sexual al que se enfrenta el multimillonario: al menos 24 mujeres han denunciado a Tesla

La empresa aeroespacial SpaceX pagó presuntamente 250.000 dólares en 2018 a una azafata del avión corporativo para silenciar una demanda por acoso sexual a su jefe multimillonario, Elon Musk, según ha informado el medio especializado en economía Business Insider.

Una amiga de la víctima ha denunciado que, en 2016, Musk enseñó su pene erecto a la asistente, le hizo tocamientos en la pierna sin su consentimiento y se ofreció a comprarle un caballo a cambio de un masaje erótico, de acuerdo con el diario estadounidense.

Insider cuenta con el testimonio de esta amiga y con correos electrónicos, entre otros documentos. La azafata, tras ser contratada en SpaceX, fue alentada a obtener una licencia como masajista para poder prestarle este servicio al multimillonario.

Durante uno de esos masajes en una cabina privada en el Gulfstream G650ER de Musk, el jefe de la compañía presuntamente exhibió a la mujer sus genitales y luego «la tocó y le ofreció comprarle un caballo si hacía más». Algo que ella rechazó.

La amiga de la víctima denuncia represalias por «negarse a prostituirse»

Según el testimonio de la amiga de la víctima, la azafata sintió que «la estaban expulsando y castigando por negarse a prostituirse» tras su rechazo ante la propuesta del multimillonario.

«Comenzó a sentir que estaba recibiendo algún tipo de represalia por la reducción de sus turnos», algo que le provocó una gran ansiedad, recoge Insider.

En 2018, después de convencerse de que su negativa a Musk había disminuido sus oportunidades en SpaceX, la mujer envió una queja al departamento de recursos humanos de la empresa detallando el episodio. Pero el asunto nunca llegó a un tribunal.

En noviembre de ese mismo año, Musk, SpaceX y la azafata firmaron un acuerdo de indemnización por un pago de 250 000 dólares a cambio de la promesa de no demandar.


Musk responde en Twitter: «Las acusaciones son completamente falsas»

El magnate Elon Musk no ha tardado en responder a la noticia de Business Insider y lo ha hecho a través de la red social Twitter, cuya compra por parte del empresario continúa en suspenso. «Y, para que conste, esas acusaciones salvajes son completamente falsas», ha escrito contestando al mensaje de otra usuaria, quien defendía su inocencia.

«Pero tengo un desafío para esta mentirosa que afirma que su amiga me vio «expuesto»: describe solo una cosa, cualquier cosa (cicatrices, tatuajes, …) que no sea conocida por el público. No podrá hacerlo, porque nunca sucedió», ha solicitado en otro tweet.

Asimismo, Musk ha acusado al periódico de escribir el artículo sin contactar previamente con él y de querer interferir con la adquisición de Twitter: «Estaba claro que su único objetivo era un golpe de precio».

Pero no únicamente ha usado la plataforma para defenderse, sino que también la ha utilizado para bromear sobre la polémica, quitándole peso al asunto y rescatando un mensaje suyo de 2021. En él pedía que, si alguna vez salía a la luz un «escándalo» sobre él, se le pusiese el nombre de «Elongate». «Finalmente, podemos usar Elongate como nombre de escándalo. Es perfecto», ha escrito.

Según Insider, SpaceX no respondió a las solicitudes de comentarios, aunque el vicepresidente legal de la compañía, Christopher Cardaci, sí lo hizo: se negó a comentar ningún acuerdo de conciliación.

Una exingeniera de SpaceX también denunció incidentes sexistas

Pero este no es el único escándalo sexual al que se enfrentan las empresas de Musk. La exingeniera de SpaceX Ashley Kosak denunció «varios incidentes» sexistas a recursos humanos durante el tiempo que estuvo trabajando en la empresa, desde 2017 y hasta 2019.

Según ella misma narró en la plataforma Lioness el pasado diciembre, presuntamente la compañía no habría hecho nada respecto a estas demandas, al considerarlas «asuntos demasiado privados para discutirlos abiertamente con los perpetradores».

Kosak dejó la empresa a finales de noviembre, cuando el «estrés que había acumulado» deterioró su salud mental «de una manera que nunca antes había experimentado».

Se desconoce si Musk estuvo involucrado o al tanto de las afirmaciones de la extrabajadora, de acuerdo con  Business Insider.

Al menos 24 mujeres han demandado a Tesla por acoso sexual

Al menos 24 mujeres han demandado al fabricante de automóviles Tesla en los últimos cinco años por acoso sexual, según un informe de Business Insider publicado el pasado mes de marzo. Algunas de ellas, además, han denunciado que la empresa se negó a concederles aumentos de sueldo y promociones.

Solo a finales de 2021, ocho mujeres demandaron a Tesla, un hecho que también recoge The Washington Post. De acuerdo con este diario estadounidense, seis de estas mujeres alegaron en diciembre que la compañía fomentaba una cultura de acoso sexual.

Asimismo, otra más declaró que Tesla no fue capaz de detener «un patrón de acoso sexual continuo y generalizado» contra ella en una fábrica de Fremont.

En noviembre de 2021, igualmente, una trabajadora denunció a la empresa por operar como una «casa de fraternidad» al someter a las empleadas a un «acoso sexual desenfrenado».

Leer más: rtve.es

Like it? Share it with your friends!