vendidas unas tablas de Supreme por 700.000 euros

Lanzada como una tienda de skate en Nueva York en 1994, la marca de moda urbana Supreme se ha convertido en una religión para los amantes del monopatinaje.

Titulados 20 años de Supreme, sus creadores Ryan Fuller y Ross Wilson han decidido exhibir toda la colección de la firma en una subasta que tuvo lugar el pasado 25 de enero y en la que una de las joyas de la corona era la única colección en manos privadas compuesta por las 248 tablas de skate que ha producido en su historia la marca de culto. Eso sí, para poder participar en dicha subasta había que tener al menos medio millón de euros, cifra en la que se estableció la puja mínima.

Algunas de las tablas que incluia la colección subastada
Algunas de las tablas que incluia la colección subastada – © Supreme

Al parecer, encontrar estas piezas en buen estado después de tanto tiempo ha sido todo un reto, pero más difícil está resultando reunir el set de tablas diseñadas en 2003 por el artista neoyorquino Dan Colen y tituladas Air Jordan. Según ha contado el propio Ryan Fuller, veía imposible encontrar la quinta tabla de la colección que conjuntamente representan la parte central de ‘La Última Cena’ de Leonardo da Vinci. Finalmente recibió una llamada de un viejo amigo que aún guardaba la suya y también se subastará.

Se esperaba que el total de la subasta recaudara casi un millón de euros, y es que solo la colección de tablas ya supuso un 70% de lo estimado, vendiendose por 800.000 dólares (unos 700.000 euros). En el lote de 248 plataformas estaba incluida la colección skateboard Louis Vuitton Boite, la más emblemática de la marca, con juegos de herramientas, ruedas y bandoleras.

Colección Louis Vutton
Colección Louis Vutton – d.r.

Cuenta Jalmes Jebbia, dueño de la pequeña tienda Supreme, que desde un principio tuvo la sensación de tratar su mercancía como obra de arte más que como objetos de uso cotidiano. La tienda, dedicada al mundo de los skaters, destacó de inmediato en uno de los barrios más emblemáticos de Nueva York por el toque minimalista con el que estaba decorada y por la enorme vitrina de vidrio donde se exhibían las tablas de skate como si fuesen piezas de lujo.

Ahora, 25 años después, la marca es considerada una de las mejores dedicadas a este sector y la prestigiosa casa Sotheby’s ha sido la encargada de llevar a cabo tan exclusiva venta.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!