UGT insta a evitar el cierre total Thomas Cook en Canarias

UGT consideró este martes que destinos turísticos como Canarias «son garantía suficiente para considerar económicamente viables los negocios turísticos, especialmente en hospedaje y agencias de viaje, de Thomas Cook en España».

En 2018, uno de cada cuatro turistas extranjeros llegaban a Canarias con Thomas Cook, el 25 %. Es decir, unos 3,45 millones de viajeros al año. El 45%va a una sola isla concentra casi la mitad del mercado británico en lo que va de año, Tenerife, con 1,31 millones. El nivel al que puede reducirse de inmediato la ocupación de los hoteles más dependientes de Thomas Cook al desaparecer esta empresa y los flujos de viajeros que genera es del 25%, según datos oficiales.

La central sindical dijo que los miles de turistas británicos que acuden a estos destinos «no van a dejar de hacerlo por la quiebra del operador británico», por lo que, desde la Administración pública, debe darse una respuesta a esta realidad

En su opinión, hay que salvaguardar la infraestructura de servicios turísticos que ya existe y evitar el cierre de empresas que, necesariamente, son la respuesta a una demanda real que, «a pesar de la lamentable quiebra del operador británico, debe seguir contando con una oferta de servicios adecuada»”.

El sindicato ha trasladado a altos responsables del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y de Aena su preocupación ante la situación que la quiebra del gigante del turismo británico puede provocar en España donde tenía un importante volumen de negocio, especialmente en Baleares y Canarias, así como en al Comunidad Valenciana y Cataluña.

Además del impacto que sobre el empleo pudiera tener el cese de su actividad, el secretario general de FeSMC-UGT, Miguel Ángel Cilleros, ha subrayado la importancia de que las distintas empresas propiedad de Thomas Cook en sectores de actividad vinculados al turismo puedan tener continuidad a través de distintas fórmulas que generen interés de nuevos inversores.

Según UGT, la respuesta de los responsables del ministerio y de Aena a la quiebra de Thomas Cook fue «relativamente tranquilizadora», al priorizar la repatriación de los turistas varados en España y velar por el mantenimiento de la actividad de los negocios del operador británico desde la responsabilidad que, como Administración pública, deben asumir, con «planes alternativos» que garanticen la viabilidad de los mismos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!