Tropas ucranianas alcanzan la frontera con Rusia en la región de Járkov como parte de su contraofensiva


El Ministerio de Defensa difunde imágenes de una unidad llegando supuestamente al límite con Rusia

El ejército ucraniano continúa ganando terreno en la región en torno a Járkov, la segunda ciudad del país, después de que las tropas rusas se hayan replegado en esta zona en los últimos días. Rusia, sin embargo, intenta consolidar sus conquistas en el sur y el este, cuando la guerra en Ucrania ha llegado ya a su jornada número 82.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha anunciado este lunes que se había alcanzado un acuerdo para transportar a los soldados ucranianos heridos fuera de la acería de Azovstal, en Mariúpol, a un centro médico en la ciudad de Novoazovsk, controlada por Rusia, según informan agencias de noticias rusas.

«El 16 de mayo, como resultado de negociaciones con los representantes de los militares ucranianos bloqueados en el territorio de la planta metalúrgica de Azovstal se llegó a un acuerdo para la evacuación de heridos», dice el comunicado de Defensa, sin precisar el número de evacuaciones.

Según ha informado un alto funcionario estadounidense, las fuerzas ucranianas han hecho retroceder a las tropas rusas cerca Járkov, la segunda ciudad más grande del país, hasta situarse a entre 3 y 4 kilómetros de la frontera rusa.

Según el Ministerio de Defensa de Ucrania, un batallón de la Brigada 127 de sus Fuerzas Armadas ha llegado a alcanzar una sección de la frontera con Rusia, donde han colocado un hito con el escudo y los colores de la bandera nacional.

Sin embargo, el último parte del Alto Mando Militar matiza que los rusos continúan concentrando sus esfuerzos en mantener sus posiciones en esa región.

Las autoridades ucranianas aseguran también haber repelido un intento de penetración ruso en la región de Sumy (noreste). El gobernador regional, Dmytro Zhyvytsky, ha asegurado que un grupo de reconocimiento ruso ha intentado penetrar en la región, de la que las tropas rusas se retiraron hace semanas, bajo cobertura de artillería, pero que las fuerzas territoriales lograron impedirlo.

Por otro lado, autoridades regionales, han informado de que al menos 10 civiles habrían muerto a causa de un bombardeo ruso en la ciudad de Sievierodonetsk, en el este de Ucrania. El gobernador de la región, Serhiy Gaidai, había dicho anteriormente que los intensos bombardeos habían provocado incendios en zonas residenciales.


Estas informaciones no han podido ser comprobadas por fuentes independientes.

Rusia continúa su ofensiva en el sur y el este

Mientras tanto, las tropas rusas se refuerzan en el sur de Ucrania con el objetivo de lograr un control total y permanente en la región, mientras que en el este sus avances son menores de los previstos y comienzan a sentir ya el efecto de sus numerosas bajas.

Estas son algunas de las conclusiones del Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), organismo de análisis estratégico y militar con sede en Washington. Los analistas del ISW destacan que Moscú está tomando medidas para garantizar el control de las zonas ya ocupadas en el sur con la intención de ampliarlo a toda la región de forma «permanente».

Al mismo tiempo, creen que las tropas rusas han abandonado el objetivo de completar el cerco a las unidades ucranianas desde la ciudad de Donetsk hasta Izium.

Con relación a la estratégica ciudad de Mariúpol, junto al mar de Azov, el ISW informa de que las fuerzas rusas continuaron lanzando ataques de artillería, aéreos y navales contra la siderúrgica de Azovstal, pero los defensores de Mariúpol que continúan atrincherados en esa planta mantuvieron sus posiciones.

Miles de civiles han muerto y más de seis millones de personas se han convertido en refugiadas, según la ONU, desde la invasión rusa de Ucrania el pasado 24 de febrero.

Leer más: rtve.es

Like it? Share it with your friends!