Todas las bondades del humidificador con aromaterapia más vendido en Amazon | Escaparate

Es un hecho: los humidificadores han adquirido popularidad en los últimos tiempos. Lo prueban las búsquedas de este concepto en Google Trends, que han aumentado exponencialmente en los últimos años y que demuestran que ha sido uno de los regalos estrella en las dos últimas Navidades.

La época no es aleatoria: en invierno el clima suele ser más seco que de costumbre y los labios se agrietan, la piel se pela o la garganta se irrita, entre otros males provocados por el contraste entre el frío exterior y los termostatos al máximo en el interior. Lo ideal -según la reconocida Clínica Mayo- «es que la humedad en el hogar esté entre el 30% y el 50%, y un humidificador se encarga de emitir el vapor de agua necesario para conseguirlo y así aliviar síntomas de resfriados y otras afecciones respiratorias».

Por eso no es casualidad que, en la sección de Salud y Cuidado Personal de Amazon, los humidificadores se hayan posicionado como uno de los productos más populares. En concreto, el número uno más vendido, este ultrasónico y con difusor de aromaterapia de la marca Tenswall que está conquistando a un sinfín de usuarios y que ahora tiene su precio mínimo histórico.

¿Cómo utilizarlo?

Mediante la vibración ultrasónica, este dispositivo produce una neblina fría que aumenta el nivel de vapor de agua en la estancia y aromatiza el espacio gracias a la acción de los aceites esenciales.

Funciona al enchufarse a la corriente eléctrica y tiene una capacidad de 400 ml. que duran aproximadamente 10 horas de uso.

Para comenzar, colócalo sobre una superficie plana y segura, llena el tanque de agua natural o desmineralizada, añade unas gotas del aceite esencial que elijas y cúbrelo de nuevo antes de encenderlo. Elige el color de luz (de entre los 7 programados) y utiliza el temporizador (disponible para una, tres o seis horas), o los modos ON/Intermitente para comenzar a notar sus efectos. El dispositivo se apagará automáticamente una vez finalice el tiempo programado o se acabe el agua del depósito.

Durante su funcionamiento es ultra silencioso, por lo que puedes mantenerlo encendido mientras duermes y también colocarlo en tu lugar de trabajo.

¿Cómo cuidarlo?

Los expertos advierten sobre la importancia de controlar su uso y mantenerlo limpio. Estos son los consejos, que desvela en su artículo la Clínica Mayo, para cuidarlo bien (y cuidar también tu salud):

– Mantén el nivel de humedad correcto y no uno superior: puedes medirlo con un higrómetro.

– Consulta su utilidad y uso con un experto si en tu casa hay problemas de asma o alergias.

– Usa agua desmineralizada para evitar el crecimiento bacteriano.

– Cambia el agua del humidificador con frecuencia para que no se formen películas o depósitos.

– Desenchúfalo y límpialo cada 3 días.

Por qué es el nº1

Uno de los aspectos que nos han conquistado en los últimos años de los humidificadores es su diseño: además de su función original, también sirven como ambientador aromático y como objeto decorativo. Este modelo, en concreto, está revestido en madera -disponible en claro y oscuro- y cuenta con un aro y una bóveda superior luminosa que cambia de color y aporta luz. Por esto y por su efecto, ha conseguido una puntuación de cuatro estrellas y media y más de 4.800 valoraciones de sus usuarios.

«He comprado un humificador porque hay momentos que la alergia me mata. Gracias al humificador el tiempo que lo tengo encendido en casa es estupendo porque el ambiente no está nada cargado. También lo hemos probado cuando hemos estado constipado y es fenomenal».

«Es un dispositivo que emite un toque aromático, saludable y decorativo a mi hogar. Lo coloqué en una habitación para purificar el aire. Su funcionamiento no es nada complicado, echamos agua en el humidificador sin pasarnos del nivel máximo y unas gotas del aceite de esencia, lo conectamos y listo. Diseño compacto y portátil con una forma bonita y estilo especial».

«Un detalle que me ha gustado mucho es que puedes encender la luz y el humidificador en sí por separado, pudiendo tener solo encendida la luz, o solo el humidificador. Es muy silencioso, más de lo esperado (ya que he tenido otros que hacían mucho ruido). La luz puedes dejar que vaya cambiando de color o fijar algún color concreto y el temporizador funciona correctamente».

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!