Tensión en Las Ventas: la afición está que trina contra el cierre y el silencio informativo | Blog El toro, por los cuernos

El prolongado cierre de la plaza de Las Ventas se ha convertido en la polémica taurina del año. Bajó el telón el 19 de octubre de 2019 y solo lo ha levantado el pasado día 2 de mayo para la celebración de un festival organizado por la Comunidad de Madrid.

La empresa Plaza1 y el Gobierno regional ya no saben cómo justificar una situación que se extiende inexplicablemente en el tiempo

Las razones sanitarias persisten, pero, abiertas las plazas de Vistalegre y Leganés, entre otras, se impone una salida honrosa y urgente para la que está considerada como la catedral del toreo.

Diez abonados opinan sobre este peculiar asunto: la mayoría de ellos está que trina contra el cierre, reparten responsabilidades entre las dos partes en litigio y exigen una apertura inmediata.

Estos son sus testimonios:

Antonio Álvarez Barrios, abogado y exmonosabio.-

“Simón Casas, empresario de Las Ventas, ha ofrecido unas cifras sobre ingresos y gastos con un aforo de 6.000 personas, que parecen bastante creíbles. El festival del pasado día 2 no tiene nada que ver con una corrida; por cierto, aún no se han publicado los resultados económicos de ese festejo.

La plaza de Madrid hay que abrirla cuanto antes; creo que la Comunidad de Madrid debe cambiar su política de ambigüedad sobre la apertura, apostar claramente por la vuelta de los toros y reducir drásticamente el canon anual de una temporada que nace coja. Al final, abogo por que las dos partes -propiedad y empresa gestora- hagan cesiones en beneficio de la fiesta.

La escasa asistencia de público a la plaza de Vistalegre me induce a pensar que se está jugando una baza muy peligrosa, porque la gente tiene muchas ganas de ver toros, pero otros están ya hartos de la espera”.

Muriel Feiner, periodista y fotógrafa.-

“Las Ventas tiene que abrir sus puertas. Entiendo que ponerla en marcha debe ser muy caro, pero los tiempos extraordinarios, como son estos, requieren medidas extraordinarias.

A mi juicio, la responsabilidad principal compete a la Comunidad de Madrid, que es la propietaria de la plaza; tendría que perdonar el canon este año y hacer propuestas viables.

Las dos partes deben arrimar el hombro en todos los sentidos y ajustarse el cinturón si es necesario.

Hay que hacer lo que sea para que vuelvan los toros a Madrid porque Las Ventas es el escaparate de la fiesta ante el mundo. Me preocupa que perdamos la costumbre de ir a los toros. La situación es muy seria, y no podemos permitir que la pandemia sea la puntilla para la fiesta”.

François Zumbiehl, catedrático de Lenguas Clásicas y antropólogo.-

“Me produce perplejidad e incomprensión que haya estado abierta la plaza de Vistalegre mientras permanece cerrada Las Ventas, que es mucho más emblemática. Para la imagen internacional de la fiesta es el signo de una derrota.

En mi opinión, se trata de un problema de responsabilidad política de la Comunidad de Madrid, que pretende evitar que se le pueda acusar de un rebrote de la pandemia; o un asunto económico de la plaza, no estoy muy seguro. De todos modos, me parece incomprensible la situación actual”.

Jean Louis Personne, presidente del Club Taurino de Milán.-

“La plaza de Las Ventas se debe abrir ya. San Isidro es la feria taurina más importante del mundo y debe celebrarse en la catedral de la tauromaquia.

En ella he presenciado más de trescientas corridas, y cada tarde he sentido la misma emoción cuando he salido del hotel camino de mi localidad.

Celebrar San Isidro en Vistalegre es una catástrofe; y lo mantengo porque soy muy tradicionalista. Esta feria solo tiene sentido en Las Ventas, que debe abrir sus puertas ya”.

Rosa Basante, miembro del consejo de administración del Centro de Asuntos Taurinos.

“El cierre de la plaza ha estado justificado porque el riesgo de contagio ha sido muy alto y la vacunación no ha comenzado hasta el pasado mes de febrero. Las normas sanitarias deben ser respetadas porque la salud es más importante que cualquier otro asunto.

El gerente del Centro de Asuntos Taurinos (CAT) ha manifestado que se podría abrir en verano, y yo confío en que sea posible en otoño.

Dicho lo anterior, Las Ventas es la catedral del toreo, algo diferente, y todas las partes deben trabajar para que los aficionados podamos disfrutar en las condiciones que exija la situación de la pandemia”.

Jesús María Fernández, presidente de la Unión de Abonados de Madrid.-

“Creo que Plaza1 no ha tenido intención de organizar toros durante el mes de mayo bajo ningún concepto. Es verdad que la pandemia está ahí, pero algún esfuerzo había que hacer. De hecho, se hizo con el festival del 2 de mayo y todo salió bien.

Sabemos que esta temporada no será normal, pero espero que haya toros en verano, septiembre y octubre, como ha dicho Miguel Abellán, gerente del CAT; es fundamental que así sea para que el sector comience su recuperación.

Por otro lado, denuncio una total falta de transparencia hacia el aficionado. Desconocemos cómo está el canon, y si existe inviabilidad para celebrar festejos por alguna razón que desconocemos. No sabemos a qué atenernos. No discuto la buena voluntad de las partes, pero, al menos, podría ofrecer una información lo más detallada posible sobre la situación”.

Rafael Cabrera, director del Aula de Tauromaquia de la Universidad CEU San Pablo.-

“Una vergüenza. La Comunidad y la empresa tienen abandonada la plaza. La temporada debió comenzar como todos los años, con el aforo exigido y carteles adecuados para que salgan las cuentas. Las dos partes han debido pactar una reducción de las condiciones del contrato, o, incluso la supresión temporal del mismo, de acuerdo a los momentos extraordinarios que estamos viviendo. Si se reduce el aforo, se reduce el canon.

Por otra parte, la dejadez del CAT es total. No se han acometido las obras necesarias mientras la plaza ha estado cerrada. Parece como si solo les importara el beneficio económico. Por eso, insisto en que la plaza está abandonada; y quizá sea mayor la responsabilidad de la Comunidad, que es la que debería facilitar y exigir a la empresa que organice festejos.

Por lo demás, no hay transparencia alguna; vivimos a expensas de rumores. Estamos en democracia, aunque no sé hasta qué punto, y habría que exigir luz y taquígrafos en todo este asunto”.

Beatriz Badorrey, profesora de Historia del Derecho.-

“No entiendo por qué no se han celebrado festejos todavía en Las Ventas; sobre todo, después del festival del día 2 y de que se haya abierto la plaza de Vistalegre.

A mi juicio, hay una responsabilidad muy grande y compartida por todos: por la empresa, la Comunidad, -que tenía que haber negociado una reducción del canon-, el mundo del toro, que no se ha implicado, y por los aficionados, que no hemos sabido reivindicar que no se nos hurte lo que tanto queremos.

Constato, además, una preocupante ausencia de comunicación. No cuidan a los abonados, que merecemos una explicación sobre lo que está pasando de verdad y por qué no se organizan festejos. Yo estoy indignada porque esa falta de información completa y veraz es una falta de respeto”.

Alejandro de Luis, abonado.-

“Las Ventas podría estar abierta, claro que sí; pero no sé si el cierre está plenamente justificado por razones sanitarias. Con un cuarto de plaza no se cubren los gastos, y menos en esta plaza, donde los precios son limitados.

Lo que sí veo es que nadie ayuda a la fiesta, y será muy difícil que vuelva la normalidad a los toros en Madrid. ¿Culpa? La propia degeneración del espectáculo, el avance del animalismo, el escaso interés de la juventud…

Seguiré con mi abono, pero dudo que Madrid vuelva a ser plaza de temporada”.

Andrés de Miguel, presidente de la peña Los de José y Juan.-

“Yo creo que todos -administración, empresa y aficionados- estamos en contra del cierre, pero el problema no es ese, sino lo que no se ha hecho..

El edificio sufre una serie de deficiencias funcionales que salieron a la luz durante el mandato municipal de Manuela Carmena, y no se han acometido durante este negro periodo de pandemia.

Supongo, además, que el cierre está motivado por razones de salud, pero la forma de afrontar un problema de esta magnitud es lo que permite que la solución sea mejor o peor; y creo que ha habido pasividad por parte del CAT y la empresa.

Es evidente, asimismo, que los aficionados no recibimos una información adecuada y suficiente. No hay explicación sobre los pormenores del problema ni seguimiento del mismo.

No basta con decir que existe interés en la celebración de festejos; hay que explicar los motivos y aclarar las dudas de la afición”.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!