Sanidad ofrecerá contratos de tres años a los casi cien MIR de Familia que acaban en mayo

«Tras la reunión que mantuvimos con los sindicatos y sociedades cientificas nos hemos comprometido a estudiar y aplicar otras alternativas de manera que no necesitemos contratar en situaciones extraordinariasa profesionales de que no han completado su especialidad». De esta manera ha justificado el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, su marcha atrás en la propuesta lanzada sólo 72 horas antes en el seno de la Mesa Sectorial de Sanidad, en la que su deptartamento planteaba ante el déficit existente de profesionales la posibilidad de contratar médicos que no contasen con la formación MIR (Médico Interno Residente).

Así, en lugar de la polémica medida que pese a su renuncia el consejero ha seguido defendiendo amparándose en que «muchas comunidades la llevan adoptando desde hace años y parece no haber sido problemática», una de las medidas que ahora baraja la Consejería es la posibilidad de ofrecer contratos de tres años a los residentes de medicina de Familia y Comunitaria que terminen su especialidad el próximo mes de mayo con el objetivo de que se incorporen a los distintos equipos de Atención primaria de Castilla y León. La iniciativa estaría dirigida en principio a los cerca del centenar de residentes -Sáez los cifró en «unos 96»- que concluirán la formación dentro de cinco meses, una especialidad para la que este año Sanidad ha convocado 120 plazas, señaló el consejero Sáez, destacando el incremento de la convocatoria en los últimos años.

Otras alternativas

Asimismo, ha explicado que junto a esta medida, su departamento trabaja en otras «alternativas» expuestas por las sociedades científicas para hacer frente la falta de médicos, un problema -indició Sáez- que no es exclusivo de esta autonomía como se ha puesto de relieve en los últimos consejos interterritoriales de Salud, si bien en Castilla y León «tenemos un foco muy activo orientado al servicio sanitario».

Entre el paquete de medidas que analiza su departamento se incluye también una mejora de la remuneración para las acumulaciones de jornada en los casos que existan dificultades para encontrar sustitutos, así como «otras iniciativas» que tendrían que ver con la productividad de los profesionales. Asimismo, ha recordado que hay otra serie de propuestas que ya fueron trasladas al Ministerio de Sanidad, como es el incremento de la oferta de plazas de formación en las especialidades deficitarias. «La falta de profesionales es un problema que tenemos todas las comunidades y por lo tanto del Sistema Nacional de Salud, así que las soluciones han de abordarse desde el Ministerio. No puede cerrar los ojos», insistió el consejero.

Tras renunciar a contratar sin MIR, estudia también mejorar las remuneraciones e insiste en pedir una convocatoria extraordinaria de plazas

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!