Rollitos de ensaladilla rusa | Recetas El Comidista EL PAÍS

En temporada de excursiones y picnics a la playa o al monte vienen al pelo recetas que se pueden tomar del tiempo y que aguantan la carretera como estos rollitos de ensaladilla rusa, que además te permiten tomarte una rica ensaladilla casera sin cubiertos ni nada, devorando el rollito con las manos. Como ves, todo son ventajas.

Para ello no tienes más que preparar una magnífica ensaladilla casera, que se conserva bien si la quieres pergeñar la víspera; el día de autos la envuelves en unas hojitas de lechuga y unas tortillas mexicanas o similar. En las fotos podéis ver que uso tortillas de trigo integrales para los rollitos, pero podéis usar las que más os gusten, o cambiarlas por panes planos para wraps (las tortillas de maíz, mejor reservarlas para tacos y otras preparaciones en caliente). El resultado es un picoteo comodísimo para llevarte en el coche y desplegar el campamento donde te plazca, aunque también los puedes tomar en el balcón de casa o junto a la ventana, mientras sueñas con un futuro un poquito menos confinado.

Si sois partidarios de hacer la mayonesa casera, en este artículo Ana Vega nos contó todo lo que necesitamos saber para prepararla con fundamento. Eso sí, sé cuidadoso con su elaboración y conservación, siempre refrigerada y consumiéndola cuanto antes, y en este caso no te la lleves de paseo. ¿Quieres hacerla casera sí o sí? Los expertos recomiendan que, si te empeñas, uses huevina -huevo pasterizado y envasado- en lugar de huevos frescos. Por cierto, la receta de ensaladilla empleada es una fórmula de tantas; ya sabemos que de las recetas populares existen tantas versiones como casas o como bares. Usa la combinación y proporción de ingredientes que prefieras para montar tu ensaladilla ideal.

Dificultad

La de hacer una ensaladilla rusa fetén con excelentes ingredientes.

Ingredientes

Para 4-5 personas

Elaboración

  1. Cocer las patatas sin pelar en agua hirviendo, al vapor o en el microondas el tiempo necesario hasta que estén tiernas (dependerá de la calidad y juventud de la patata, y de si la cocinas entera o troceada, conviene ir probando pinchándolas con un cuchillo o una brocheta).

  2. Cuando las patatas estén tiernas, refrescar con un poco en agua fría para cortar la cocción, dejar enfriar por completo y pelar. Trocear al tamaño que deseemos, salar ligeramente y reservar en una ensaladera.

  3. Cocer los huevos en agua hirviendo desde frío: llevar a ebullición, cocer tres minutos, apagar el fuego, tapar y dejar en el agua caliente otros ocho minutos. Refrescar con agua fría, pelar y reservar.

  4. Pelar, trocear en dados y cocer la zanahoria en agua hirviendo hasta que esté tierna. Refrescar en agua fría y reservar.

  5. Si usamos guisantes frescos, desgranarlos y cocerlos brevemente en agua hirviendo, hasta que estén tiernos (por lo menos cinco minutos). Refrescar con agua fría y reservar en su agua, así no se arrugan tanto. Si usamos guisantes congelados, seguir el mismo procedimiento.

  6. Agregar en la ensaladera donde tienes las patatas: la zanahoria, el pimiento rojo cortado en trocitos, las aceitunas verdes, enteras o en rodajitas, los guisantes escurridos y el huevo duro picado. Mezclar. Comprobar la sazón y añadir más sal si fuera necesario. Si la mayonesa es suave puede que no sea suficiente para que el conjunto no resulte soso.

  7. Añadir salsa mayonesa al gusto y mezclar para impregnar todos los ingredientes.

  8. Para los rollitos, lavar las hojas de lechuga; a mí me gusta poner una única hoja de lechuga por rollito y por tamaño prefiero usar cogollos.

  9. Colocar una tortilla sobre una tabla y acostar sobre ella una hoja de lechuga; dosificar un par de cucharadas de ensaladilla. Enrollando con cuidado, montar un rollito con el conjunto, recogiendo los extremos o dejándolos abiertos, como más te guste. Sujetar con un palillo o un cordel para que no se abra el rollito y listo.

  10. Proceder de igual manera con el resto de las tortillas o hasta acabar la ensaladilla. Envolver los rollitos en film de aluminio o papel encerado si te los vas a llevar de excursión, para que no se reseque el pan.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!