Reino Unido pone el foco en las firmas que dan servicios financieros con criptodivisas | Mercados

El supervisor del mercado británico, la Financial Conduct Authority (FCA), ha prohibido a Binance Markets Limited, filial de Binance, realizar “cualquiera actividad regulada” en Reino Unido. El veto de la FCA a Binance, la mayor de las plataformas de compra y venta de criptoactivos del mundo, mete presión a este tipo de firmas que, además de operar en activos como el bitcóin, ofrecen otro tipo de servicios similares a los financieros, pero sin sus salvaguardas y sin la regulación a la que están sometidas las entidades financieras.

La mayor parte de estas plataformas permite el staking. Es decir, dan a sus clientes la oportunidad de prestar sus bitcóins o ethereums a cambio de una rentabilidad anual “garantizada” en forma de recompensa por participar en la validación de transacciones de los mineros de criptoactivos.

En el caso de Binance, la app cuenta con una herramienta que denominada Earn. Desde Binance explican que este servicio permite a “nuestros usuarios obtener intereses anuales superiores al 10% por las criptomonedas que guardan en sus monederos, y sin ningún coste de mantenimiento”. La rentabilidad depende de cuál sea el criptoactivo que se presta y qué recompensa se ofrece en cada momento, pudiendo obtener un 7,72% anual por prestar bitcóins o hasta un 21,6% por ceder temporalmente ethereums, según ofertaba ayer la página.

Binance no es la única plataforma que ofrece este servicio. Su competidora Coinbase también oferta un servicio de staking que permite ganar hasta un 5% TAE según anuncia, mientras que otras plataformas como Poloniex o Kraken cuentan con servicios similares y sus correspondientes recompensas.

Unas rentabilidades anuales que pueden resultar atractivas en un momento en el que los bancos centrales mantienen los tipos de interés en niveles históricamente bajos y los depósitos y activos más conservadores no ofrecen ningún interés. Si bien, no están cubiertos por el Fondo de Garantía de Depósitos, que avala 100.000 euros por entidad y cliente en los depósitos de las entidades financieras de la UE.

El veto del supervisor del mercado británico a Binance llega en un momento en el que la Unión Europea trabaja en MICA, una directiva para controlar los criptoactivos, que dará poderes al BCE y los supervisores para controlar este tipo de activos, CNMV y Banco de España en el caso patrio.

Nulo impacto real

La CNMV británica asegura en un comunicado que Binance Markets Limited tiene vetado realizar ninguna actividad regulada sin su consentimiento previo por escrito y que no hay ninguna filial de Binance que tenga autorización, registro o licencia en el país para ello.

En concreto, la plataforma de Binance deberá mostrar a sus usuarios de Reino Unido desde ya que la empresa no tiene permitido operar en el país. Binance había previamente intentado lograr autorización de la FCA británica pero lo había desestimado finalmente al no cumplir con las exigencias en materia de blanqueo de capitales. Desde la propia plataforma reconocen que ese veto es limitado, ya que podrá seguir operando en Reino Unido a través de su matriz, que tiene su sede en las Islas Caimán.

El supervisor británico se suma así a la CNMV japonesa que hace una semana advirtió que la plataforma estaba operando sin licencia en Japón. La FCA ha lanzado además una advertencia para los consumidores de que eviten hacer caso a la publicidad que a través de internet y de las redes sociales promete altas rentabilidades por invertir en criptoactivos y productos relacionados con ellos. Recuerda, además, que aunque no cuenta con poderes para regular los criptoactivos sí que los tiene para vigilar los derivados sobre criptoactivos, que sí ofrece Binance.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!