¡Que viene la derecha!

Hace algunos años era habitual asustar a los niños, para conseguir que se portaran bien, con el famoso ¡qué viene el coco! Tras la aparición en la popular serie infantil Barrio Sésamo de un simpático personaje con dicho nombre, imagino que muchos padres debieron elegir otro personaje más terrorífico. Parece que este tipo de sustos tuvo su origen en la antigua Roma, cuando los educadores romanos asustaban a sus hijos con “Hannibal ad-portas”, algo así como que Aníbal está a las puertas. Aníbal era el general cartaginés que tras infligir una severa derrota al ejército romano estuvo a punto de tomar la ciudad de Roma, algo que no logró, pero probablemente conseguiría que los futuros romanos se hicieran más fuertes al comer toda la comida del plato cuando mencionaban su nombre.

El Aníbal de los romanos o el coco de las generaciones pasadas ha sido sustituido por “la derecha” para los tripartitos y cuatripartitos varios que han gobernado en estos últimos años en muchos ayuntamientos y comunidades de nuestro país.

El “Que viene la derecha” ha sido utilizado muchas veces a lo largo de nuestra joven democracia, pero me sorprendió volverlo a escuchar en unas conferencias organizadas por la Universidad de Alicante sobre el futuro de la ciudad. Parte de las conclusiones en la conferencia fueron muy críticas con el tripartito de izquierdas que ha gobernado (es un decir) durante tres años la ciudad.

Eva Montesinos y Natxo Bellido
Eva Montesinos y Natxo Bellido – JUAN CARLOS SOLER

En la conferencia estaban presentes los portavoces socialistas y de Compromís. La primera, probablemente por prudencia, se limitó a no abrir la boca, mientras el segundo, Natxo Bellido, trato de justificar el fracaso del gobierno de izquierdas. La primera hazaña de este que citó fue el tema de la inexistencia de corrupción, vamos, que él no robar es un mérito cuando se debería dar por sentado. Pero, aun así, olvidó que precisamente el alcalde socialista del tripartito cayó por temas judiciales.

En segundo lugar, el portavoz de Compromís se vanaglorió de que habían logrado reducir la deuda del Ayuntamiento, aunque ocultó que esto se ha debido a su incompetencia a la hora de planificar proyectos útiles para la ciudad y por tanto habían sido incapaces de ejecutar una parte muy notable del presupuesto. Al no gastar lo presupuestado, directamente se pasaba a amortizar la deuda que había dejado el Partido Popular.

Para finalizar, visto que nadie daba mucho valor a los logros, que según él, el tripartito había conseguido, soltó el famoso “0jo, que viene la derecha”, y se quedó tan pancho. Yo lo interpreté como volver a unos lemas que ya a nadie le asustan, como cuando los niños se hacían mayores y sus padres todavía insistían con lo del Coco. Ya nadie tiene miedo de que gobierne la derecha (más bien socialdemócrata del partido Popular), o los liberales de Ciudadanos, a los que intentando generar pavor llaman ultraderecha.

Yo me quedo con lo que dijo el catedrático y profesor de la Universidad de Alicante José Ramón Navarro Vera al finalizar la conferencia “a muchos la llegada del tripartito les dio esperanza, después legó la desconfianza”. Y la desconfianza no se quita con miedos, se quita reconociendo y estudiando los errores, y por supuesto presentando proyectos políticos con buenos equipos y programas viables que ilusionen a la ciudadanía. Pero parece que todavía en el siglo XXI algunos tratan esconder la falta de estos tratando de infundir miedo con las alternativas.

Fernando LlopisFernando Llopis

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!