¿Qué pasa ahora con el Brexit?

Los parlamentarios de la Cámara de los Comunes han tenido otra oportunidad de expresar su opinión sobre el Brexit votando una serie de enmiendas relacionadas con el acuerdo del Gobierno con la UE. El 29 de enero, los diputados debatieron la respuesta del gobierno al rechazo de su acuerdo y votaron a favor de una enmienda no vinculante que rechazó «un Brexit sin acuerdo». También votaron a favor de una enmienda que pedía que se sustituyera el respaldo por «arreglos alternativos para evitar una frontera dura». Theresa May ha dicho que regresará a Bruselas para intentar reabrir las negociaciones con el fin de asegurar un «cambio legalmente vinculante». Por su parte, la UE ya ha dicho que no cambiará el texto legal acordado con el primer ministro del Reino Unido. Así que todavía no está claro qué pasará después. Estas son algunas de las opciones posibles: Segunda votación May regresará a Bruselas para tratar de obtener un cambio en el «respaldo», la parte del acuerdo de retiro para garantizar que no haya una frontera irlandesa difícil. Ya sea que la UE esté de acuerdo o no, el siguiente paso sería regresar a los Comunes para una segundo votación donde los parlamentarios decidirían de nuevo si respaldaban el acuerdo con cualquier nuevo ajuste implementado. No acuerdo Si el Parlamento no llega a un acuerdo y no ocurre nada más posteriormente, la posición por defecto será un Brexit duro. La ley que está en vigor establece que Reino Unido dejará la UE el próximo 29 de marzo de 2019. Ante este panorama, el gobierno probablemente querrá aprobar alguna legislación para conducir un Brexit sin acuerdo, pero eso no es estrictamente esencial. La renegociación El gobierno podría proponer negociar un nuevo acuerdo del Brexit. Podría haber una renegociación completa que llevaría algún tiempo y bien podría requerir una extensión del Artículo 50 para retrasar el Brexit. Esto requeriría dos pasos clave. Primero Reino Unido tendría que hacer una solicitud a la UE para una extensión. Esto se podría otorgar, pero solo si todos los países de la UE están de acuerdo en una votación del Consejo de la UE. Segundo, el gobierno tendría que presentar un instrumento legal para cambiar la definición de «día de salida» en la Ley de Retirada de la UE. Los parlamentarios tendrían la oportunidad de votar sobre este cambio. Si la UE se negara a volver a entrar en las negociaciones, el gobierno tendría que escoger una de las anteriores opciones. Segundo referéndum El gobierno podría optar por tener otro referéndum. Al igual que con una renegociación o una elección anticipada, esto podría requerir una extensión del Artículo 50. Sin embargo, ya es demasiado tarde para celebrar un referéndum antes del 29 de marzo. No se puede apresurar porque tiene que haber tiempo para que la Comisión Electoral considere y asesore sobre la cuestión del referéndum. Los expertos de la Unidad de Constitución de University College London sugieren que el tiempo mínimo para todos los pasos requeridos es de aproximadamente 22 semanas. Incluso si eso pudiera reducirse un poco, nos llevaría más allá de finales de marzo. Elecciones generales Theresa May podría decidir que la mejor manera de salir del estancamiento sería celebrar una elección general anticipada, con el fin de obtener un mandato político para su acuerdo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!