Puerto Sherry, ¿por qué no?

Parece que despierta el que llegó a ser el mejor puerto deportivo del mundo en una época increíble para todos. Una época en la que la vela española podía presumir de estar entre las tres mejores del mundo, una época en la que la bahía de Cádiz era mágica para todos y en la que no se paraba de organizar regatas de crucero de altísimo nivel.

Puerto Sherry tuvo la culpa de todo aquello porque enamoró a Brent Walker, la empresa que dirigía los destinos de la marina con la mano experta de Nicolás Terry. Por entonces no se escatimaba nada. Había un gran patrocinador, Osborne y dos grandes regatas: la Semana Náutica de El Puerto de Santa María, apodada

Pedro Sardina ArthousPedro Sardina Arthous

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!