«Provocará una subida media en el precio del 5%»

El decreto del alquiler, que entra hoy en vigor, ha generado no poca críticas entre los fondos inmobiliarios, promotores y otros agentes del mercado. Incluso hay quienes se han atrevido a ponerle una cifra, como la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) que ha estimado que la norma provocará una subida media del 5% en el preciodel alquiler. Un porcentaje que elevan en cinco puntos, en el caso de mercados calientes como Madrid, Barcelona o Valencia.

FAI ha criticado en un comunicado que la medida del Gobierno es pura improvisación y está hecha «al margen de un debate político y parlamentario imprescindible». En su opinión, lejos de estabilizar los precios «puede terminar provocando el efecto contrario». En este sentido, sobre el reforzamiento de la protección al inquilino esta asociación ha advertido que la eliminación de «unas garantías supuestamente abusivas» puede terminar por «expulsar» del mercado a los colectivos más vulnerables. En concreto, han apuntado, este sería el caso del 15% de los inquilinos.

Con argumentos similares, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) ha cargado contra el decreto del Ejecutivo al concluir que «lejos de cumplir su propósito podría agravar la situación del mercado actual del alquiler». En este sentido, han criticado que no incentiva la oferta y «sí persigue a lso propietarios que podrían verse inducidos a sacar sus viviendas del alquiler o restringirlo a inquilinos con economías saneadas».

Al igual que la Federación de Asociaciones Inmobiliarias (FAI), desde Asprima han considerado que el real decreto ley debería haberse aprobado «desde el consenso y el diálogo» con todas las partes implicadas. En esta línea, han pedido reforzar la seguridad jurídica y regulatoria del sector «que garantice un equilibrio contractual real entre inquilino y el arrendatario». Por ello, han abogado por dar a la regulación claridad y sostenibilidad en el tiempo. De igual modo, no han ahorrado críticas sobre la vinculación del precio del alquiler al IPC. Para Asprima «no es conveniente, ni para el mercado ni para la sociedad», han concluido.

Tampoco han gustado la letra y la música del real decreto a los grandes fondos inmobiliarios. Claudio Boada, responsable de Blackstone en España y Portugal, ha señalado recientemente que el decreto reducirá la oferta y «paralizará» el mercado. Además, el directivo destacó que España se convierte en «uno de los mercados más restrictivos de Europa» tras la reforma.

Desde Blackstone también han hecho referencia a la «inseguridad jurídica» que impera en el mercado del alquiler, que habrá estado sometido a tres legislaciones distintas en los tres últimos meses si finalmente sale adelante el decreto. «Toda nueva regulación sobre el mercado del alquiler requiere de un análisis sectorial riguroso y de debate entre todos los operadores de mercado, objetivo que no cumple un real decreto pocos días antes de la disolución de las Cámaras», añade el responsable de Blackstone en España.

No solo el fondo de inversión, al que Podemos ha venido responsabilizando de que los precios del alquiler hayan subido con fuerza, criticó ayer el último bandazo normativo del Gobierno. La Asociación de Inmobiliarias con Patrimonio en Alquiler (Asipa) anunció que ha remitido una carta a todos los grupos parlamentarios en la que expresa su «honda preocupación y alerta de los efectos negativos» que puede tener esta norma. La asociación destacó de igual forma que «más de 10 millones de ciudadanos viven de alquiler y más de 4 millones de familias ahorradoras tienen en este mercado un complemento de sus rentas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!