Por el turismo, los pingüinos de Punta Tombo están estresados

Su salud está deteriorada y la colonia, declinando Fuente: Archivo – Crédito: Maxi Jonas/Télam

La Reserva Natural de Punta Tombo, la mayor colonia de pingüinos de Magallanes del mundo, recibió durante septiembre de 2018 un 16 % más de visitantes respecto del mismo mes de 2017. El repunte es alentador para la economía provincial, pero también pone en valor un estudio de científicos del Conicet publicado casi en simultáneo: los ejemplares más expuestos al turismo mostraron estrés crónico y deterioro de la salud.

“Es el primer estudio en que se emplearon herramientas ecofisiológicas para evaluar el impacto sobre la salud de los pingüinos”, destacó María Gabriela Palacios, investigadora del Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (Cesimar), del Conicet. Y agregó: “La preocupación por el impacto del turismo sobre la vida silvestre aumenta a escala mundial, ya que estos efectos se suman a los generados por otros cambios en el ambiente”.

En Punta Tombo, los científicos compararon individuos de nidos cercanos a los senderos con otros de nidos en zonas no accesibles a los visitantes. Así, diferenciaron el efecto del turismo, ya que otras variables ambientales, como el clima o la geografía, son casi uniformes dentro de la misma colonia en el mismo año -las muestras se tomaron en 2015- y momento del ciclo reproductivo. Además, contrastaron esos resultados con los de un estudio equivalente hecho en 2013 en la colonia de San Lorenzo, hacia el norte, que lleva menos de dos décadas abierta al turismo y solo recibe, en comparación, la décima parte de las visitas anuales.

Los resultados indicaron que el turismo en Punta Tombo tiene consecuencias claras sobre la salud de los pingüinos más expuestos a los visitantes, aun cuando estas aves están habituadas a ellos: la colonia recibe desde hace medio siglo unos 100.000 por año. Además de estar más estresados, estos pingüinos podrían volverse más vulnerables a las enfermedades.

La colonia de Punta Tombo, además, está declinando. “La disminución de la población de pingüinos probablemente esté mucho más relacionada con efectos dependientes de la densidad [de ejemplares]. Sin embargo, los efectos del turismo podrían sumarse a estos y otros efectos ambientales”, explicó Palacios, que integra el Grupo de Ecofisiología Aplicada al Manejo y Conservación de Fauna Silvestre (GEA).

Agencia CyTA-Fundación Leloir

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!