Polémica en Alcázar al ausentarse dos concejales del PP de una votación contra la violencia machista

Todo parecía transcurrir con normalidad en el pleno del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan este martes hasta que saltó la sopresa. Iban varios puntos al orden del día, pero la polémica se originó cuando se iba a votar una declaración de apoyo al Pacto de Estado contra la violencia de género, moción presentada por el PSOE y que ha recabado el apoyo de todos los grupos municipales, con la excepción de dos de los ocho concejales del PP que se ausentaron segundos antes de la votación.

Los nombres de los dos concejales populares de Alcázar de San Juan son Víctor Flores y María Jesús Pelayo, que abandonaron el salón de plenos y no se pronunciaron al respecto, extremo que el PSOE ha calificado como una «evidencia de la poca sensibilidad ante la erradicación de la violencia machista». A través de su página oficial de Facebook, los socialistas alcazareños consideran que estos dos ediles del PP «dan la espalda a miles de mujeres maltratadas y a la igualdad entre hombres y mujeres».

En este mismo sentido se pronunció la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, quien calificó de «lamentable» la actuación de los dos ediles del PP de Alcázar. «No se trabaja en pos de la lucha contra la violencia de género compartiendo un minuto de silencio con el resto de los miembros de la Corporación y, cuando llega el momento de poner soluciones sobre la mesa, que son las medidas políticas a nuestro alcance, se huye del salón de plenos para evitar votar esas medidas que pueden hacer que intentemos entre todos que haya cada vez menos víctimas de violencia de género», criticó la alcaldesa.

Melchor recordó que «en sólo 29 días han asesinado a siete mujeres y en ese momento no se debe hacer política con lo que es sagrado», manifestando que «la vida de las personas y de las mujeres inocentes que mueren no se puede tomar a la ligera ni utilizarlo para mostrar claramente la división interna de un partido como sucedió en el pleno de Alcázar de San Juan».

Sobre este este mismo asunto fue preguntado el portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, a quien le parece «extremadamente grave» este hecho y cree que «están opositando para entrar en Vox», más teniendo en cuenta además que el Pacto de Estado contra la violencia de género fue aprobado cuando Mariano Rajoy presidía el Gobierno de España.

«Si yo fuera el presidente del PP, les expulsaría directamente. Aunque no sé si le va a dar tiempo. Me da la sensación de que estas dos personas que se ausentaron lo que hacen es opositar para entrar en Vox», afirmó Hernando. A su juicio, «está teniendo lugar en el seno del PP una deserción en masa de altos cargos y dirigentes viendo que no llegan a sus expectativas electorales con la marca del Partido Popular», poniendo como ejemplo el caso de Polán (Toledo).

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!