no se investigará al dueño del primer piso donde empezaron los abusos

El dueño del primer piso de Benidorm en el que presuntamente empezaron los abusos sexuales de la « Manada» de Callosa d’en Sarrià (Alicante) a una chica de 19 años no será investigado como cooperante por omisión, tal como había solicitado el abogado de la víctima. La jueza del caso ha rechazado esa posibilidad y ese testigo inicial ya había prestado declaración de lo que vio ante la Guardia Civil.

Asimismo, la jueza ha desestimado igualmente la petición de la acusación particular de declarar secreto de sumario en la causa. La magistrada entiende que no procede acordarlo al no tener constancia firme de la existencia de un segundo vídeo de los hechos, como sospecha la acusación particular.

Los cuatro jóvenes, de entre 19 y 24 años, permanecen en prisión desde principios de enero tras ser arrestados por la Guardia Civil en la localidad alicantina de Callosa d’en Sarrià, como presuntos autores de un delito contra la intimidad, un delito de agresión sexual y dos delitos de abusos sexuales, cometidos en Nochevieja.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!