Manuel Pellegrini: Los tres puntos también se ganan desde el banquillo | Es LaLiga en EL PAÍS

A ningún futbolista le gusta quedar fuera del once, pero la ampliación del número de sustituciones permitidas en los partidos, de tres a cinco, ha aumentado las esperanzas de jugar de los que empiezan los 90 minutos en el banquillo. Antes de una última y decisiva jornada de LaLiga Santander que promete emoción hasta el último suspiro y casi un año después de una modificación que buscaba aliviar la condensación del calendario provocada por la pandemia, las posibilidades de entrar en la segunda parte se han multiplicado: el promedio de cambios por encuentro ha pasado de 2,9 a 4,2 jugadores, comparando las 27 primeras jornadas del curso anterior con el presente, según se desprende del estudio que Mediacoach, el equipo de análisis de datos y vídeo de LaLiga, ha realizado en colaboración con un grupo de investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos liderado por Juan del Coso y Alejandro López.

El Sevilla FC, el Levante UD y el Cádiz CF son los equipos que más han movido el banquillo, con una media de 4,8 sustituciones por partido, lo que equivale a prácticamente gastar el cupo de sustituciones en cada encuentro. Sin embargo, según el equipo de Mediacoach, ha sido Manuel Pellegrini, míster del Real Betis, el que mejor ha explotado esta nueva opción del juego: la entrada de hombres de refresco se ha traducido en 15 goles que han permitido a los béticos, matemáticamente clasificados a estas alturas para puestos europeos, sumar un total de 19 puntos. Si van directamente a la Europa League o a la nueva Conference League es una de las grandes incógnitas a resolver este fin de semana.

“Esto habla de la gran capacidad del chileno como entrenador experimentado de saber leer los partidos e intervenir durante el transcurso de estos”, apunta Fabio Nevado, analista de Mediacoach, que señala el papel fundamental del delantero Borja Iglesias, capaz de conseguir cinco tantos partiendo como suplente que, además, se han traducido en doce puntos a favor de los béticos.

Pese a la mayor versatilidad que ofrece a los cuerpos técnicos, hay dinámicas que la nueva normativa no ha alterado. Por ejemplo, los equipos de LaLiga Santander han hecho su primera sustitución de media en el minuto 56, mientras que en la temporada 2019/20 lo hacían de media en el minuto 57, según las cifras de Mediacoach y la Universidad Rey Juan Carlos. Asimismo, tras la introducción del primer cambio, el número de goles encajados no ha cambiado apenas respecto a campañas anteriores e, incluso, el número de goles marcados ha disminuido ligeramente.

Sea como fuere, los conjuntos siempre se han apoyado en el talento de sus banquillos para decantar los resultados en el segundo tiempo y este va ser un recurso que va tener un impacto en una última jornada en la que aún estarán en disputa el título, los puestos europeos y el descenso. En las últimas temporadas han emergido auténticos especialistas en hacer mucho con menos minutos. Es el caso de Ángel, delantero del Getafe CF, que el año pasado metió ocho de sus diez goles después de entrar por un compañero.

A continuación, destacamos ocho de los casos más relevantes de suplentes convertidos en piezas clave de sus respectivos conjuntos en la máxima categoría.

El veterano Jorge Molina, de 39 años, está dando este curso una doble lección al mundo del fútbol: el olfato no se marchita con la edad ni la condición de goleador se pierde por ser suplente. “A datos de la jornada 37, es el nazarí con mayor porcentaje de remates que terminan en gol”, cuenta Nevado, que señala una fantástica estadística que coloca al delantero como el más eficaz de LaLiga Santander por delante de Messi o Benzema: ha anotado ocho goles con solo 13 remates a portería.

Molina ha sido el futbolista más utilizado desde el banquillo por el técnico del Granada CF, Diego Martínez. Y su respuesta ha sido excelente. Tres de sus ocho goles los ha anotado al entrar en el segundo tiempo y todos han sido decisivos, ya que supusieron un total de siete puntos para su equipo, incluyendo el cabezazo que selló la extraordinaria remontada en el Camp Nou en la jornada 34.

La competencia por entrar en las posiciones de ataque a veces es una disputadísima batalla entre candidatos del más alto nivel. Es el caso del Sevilla FC, donde arriba conviven Ocampos, De Jong, Suso, En-Nesyri, Papu Gómez o Munir.

Aunque En-Nesyri se ha convertido con diferencia en el máximo goleador liguero, con 18 dianas en competición doméstica que están lejos de las cinco del segundo anotador sevillista, también sobresale el caso de Munir. Participando por la derecha, por la izquierda y por detrás del punta, el hispano-marroquí ha marcado este curso el 75% de sus goles (tres de cuatro) entrando en el segundo tiempo. El mejor porcentaje entre los suplentes de LaLiga Santander.

Chispa, desequilibrio, trabajo y velocidad. Estas son las virtudes de un tipo de jugador al que muchos entrenadores suelen recurrir con asiduidad para cambiar la dinámica de los encuentros: los carrileros o extremos con una fuerte presencia en campo contrario.

En este apartado destaca el nombre de Adnan Januzaj. El internacional belga, eterno número 12 desde su llegada a la Real Sociedad en 2017, es uno de los desatascadores preferidos del míster Imanol Alguacil al tener esa magia para superar rivales y crear situaciones de peligro: es el que más regates ha completado en su equipo, con menos del 30% de los minutos disputados, y el que más regates exitosos promediaba hasta la penúltima fecha de LaLiga Santander, solo por detrás de todo un Leo Messi.

“Además, gracias a su buen golpeo a balón parado, es una pieza clave en los minutos finales ante defensas cerradas donde el desequilibrio es la mejor manera de generar ventaja”, advierte Nevado.

Con un perfil diferente al del donostiarra, más veloz y trabajador pero quizá menos inventivo en las jugadas de ataque, Jairo Izquierdo ha sido un hombre importante en el Cádiz CF entrando muchas veces desde el banquillo. Tanto de extremo como de carrilero, siempre que ha salido el tinerfeño le ha puesto una marcha más que necesitan muchos partidos en el tramo final. Prueba de ello es que es el cadista que más metros promedia por partido recorridos a más de 21 km/h de la plantilla y uno de los diez de la competición entre los jugadores de alta participación (más de 30 minutos de media). Una baza importante para un equipo que en la última jornada se juega su mejor clasificación en la élite de la historia.

Jorge de Frutos llegó este verano al Levante UD como una promesa y pocos meses más tarde se confirmó como una absoluta realidad. El caso de este extremo procedente del filial del Real Madrid es quizá el más relevante de un profesional que en un mismo curso pasa de recambio a imprescindible: de ser titular seis veces en la primera vuelta, el míster solo lo ha dejado en el banco de partida cuatro veces en la segunda vuelta.

En un equipo basado en el dinamismo y la transición —es el tercer club de la élite que más distancia recorre a más de 24 km/h—, el segoviano se ha hecho imprescindible gracias a su despliegue físico: es el granota más rápido, con una velocidad máxima de 34,7 km/h, y el jugador que más distancia a más de 21 km/h promedia del equipo. Algo a lo que hay que sumar nueve pases de gol que lo han convertido en uno de los máximos asistentes de la competición.

El caso de Samu Chukwueze es distinto. Empezó siendo fijo en el once del Villarreal CF, pero las decisiones del entrenador y una lesión le colocaron en un segundo plano hasta el pasado abril. De la jornada 31 a la 34 fue titular y respondió con unos números estratosféricos: máximo rematador del equipo, máximo goleador (tres tantos), jugador que más pases ha completado en zona de ataque y jugador que más acciones de alto impacto ofensivo ha completado. Solo otra lesión en competición europea ha frenado su progresión y le impedirá participar en una jornada 38 en la que el conjunto amarillo se jugara contra el Real Madrid, que también tiene opciones al título, su entrada directa a la Europa League.

No solo para echar más gasolina al ataque sirven las sustituciones. Hay tramos finales de partido en los que es necesario saber replegarse, achicar líneas y resistir en la trinchera para mantener el resultado. Una faceta en la que destacan Nemanja Gudelj y Fran Beltrán.

Al mediocentro serbio, hijo de Nebojša Gudelj, un viejo conocido del fútbol español que pasó por el CD Logroñés y el CD Leganés en los noventa, el equipo de Mediacoach lo define como “el cerrojo por excelencia de LaLiga Santander”. Un 85% de las veces que ha salido desde el banco ha sido con marcador por delante y su equipo ha conseguido mantener 44 puntos de los 51 que había en disputa después de su entrada. Además, el equipo solo encajó seis tantos tras sus apariciones en la segunda mitad.

También destaca en este apartado el madrileño Fran Beltrán, el futbolista del RC Celta que más distancia recorre por partido de media con 11,9 kilómetros. En siete de las 19 veces que ha participado como suplente, el equipo ya iba ganando y en todas estas ocasiones ha contribuido a asegurar el resultado favorable. Todo un seguro de vida.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!