Los Montes de Málaga, un secreto a las puertas de la ciudad

En el año 1772, el viajero inglés Francis Carter quedó prendado de un paraíso inesperado. Lo encontró en Málaga y lo describió como un horizonte de cumbres “muy elevadas” y hondos valles que protegían a la ciudad. Desde la lejanía, le pareció un lugar tan árido como estéril. Cuando se acercó, ascendiendo por escarpados caminos que hasta los mulos recorrían con cautela, reconoció su error. Encontró allí un continuo viñedo, origen de los vinos dulces y las pasas que dieron a conocer a Málaga mundialmente. Destacó entonces la “templanza del clima, los parajes románticos y la belleza de las vistas” que, con el Mediterráneo como telón de fondo, incluían olivos, almendros e higueras.

Seguir leyendo

Las vacaciones del joven Picasso

Foto de Pablo Picasso (en primer plano, sentado en la silla de madera) en un almuerzo familiar en el lagar de Llanes, en 1896. 

Rodeado de su familia, sentado en una silla a punto de empezar a comer, un adolescente Pablo Picasso se giraba hacia la cámara del fotógrafo José Román. Era 1896 y su familia pasaba ese verano, como el anterior y el siguiente, en el lagar de Llanes, etapa de la que hay diversas imágenes de Picasso. La fachada de este edificio del siglo XVIII se escondía tras un jazmín y una parra. Siempre en construcción, contaba con capilla y alambique. Situado cerca del arroyo Jaboneros y hoy abandonado, era propiedad de los padrinos del aún joven pintor. Su familia, ya asentada entonces en A Coruña y luego en Barcelona, volvía durante las vacaciones estivales a sus raíces, a Málaga. Allí pasaban largas temporadas, en las que Picasso utilizaba como lienzos viejas cajas de puros o tablillas en las que plasmaba el áspero paisaje que le rodeaba. También representó la cocina principal y la del capataz de la finca, Salvador Fernández, obras expuestas en el Museo Picasso de Barcelona. “La luz de Málaga le transmitía un sentimiento especial”, subrayan Enrique Martín y Francisco Javier Triano, descendientes de aquel capataz, en el libro Picasso y el lagar de Llanes publicado en 2017 por la Fundación Picasso.

Otras pistas: más naturaleza junto a la ciudad

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!