La nieve obliga a desviar a los peregrinos del Camino de Santiago en su entrada por Navarra

Las continuas borrascas que azotan el norte de España estos días, además de incomodar a los ciudadanos, han obligado a desviar por unos metros el Camino de Santiago a su entrada en España por el paso más concurrido, el de Roncesvalles (Navarra).

Durante toda la jornada de hoy, agentes de la Guardia Civil han permanecido en el alto de Ibañeta, situado entre la frontera con Francia y Roncesvalles para que los peregrinos realicen el trayecto por la carretera NA-135 en lugar de hacerlo monte a través.

Los 30 centímetros de nieve que se acumulan en algunos tramos no son algo fuera de lo normal por estas fechas; cualquier otro año superaría el metro de altura. Pero sí genera el peligro suficiente como para desviar a los peregrinos hacia la carretera. Por eso, desde Guardia Civil se aconseja extremar la precaución en esta vía tanto a los caminantes como a los conductores que tengan que circular por ella.

Esta no es la única medida de precaución que se toma en el periodo invernal en el Camino de Santiago. La primera etapa del llamado camino francés entre Saint Jean Pied de Port y Roncesvalles se puede hacer por dos vías, por Valcarlos y el alto de Ibañeta o por el collado de Lepoeder. Sin embargo, entre los meses de noviembre y marzo esta segunda variante se cierra ya que el camino es mucho más angosto, supera un desnivel de más de 1.200 metros y hasta que se decidió su cierre eran muchos los peregrinos que requerían ser rescatados por cansancio o por la cantidad de nieve que se acumula.

De esta manera, ahora sólo se puede realizar la primera etapa por Valcarlos y por el alto de Ibañeta y, de momento, se aconseja realizarlo por la carretera. Las previsiones meteorológicas anuncian más nieve en los próximos días.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!