La ciencia latinoamericana se pone las pilas

Sabemos que la ciencia es un empeño internacional. La procedencia geográfica o étnica de un científico es irrelevante para su trabajo. La investigación progresa reuniendo el mejor talento del planeta, discutiendo libremente sobre sus resultados y comprobando –o refutando— sus hipótesis. Quien les habla se ha llenado la boca proclamando ese principio general y comprobado mil veces en la no muy larga historia de la ciencia. Pero todo principio general debe humillarse ante la realidad, que a veces no se aviene. Una pandemia como la que está en marcha es la situación ideal para comprobar –o refutar— el carácter mundial y altruista de la ciencia. Las perspectivas son muy oscuras.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!