La Alberca, rodeados de naturaleza y buen jamón

En el sur de la provincia de Salamanca, al lado de Las Hurdes cacereñas, se encuentra uno de los pueblos más bonitos de España. No lo decimos nosotros. Lo han dicho los lectores de El Viajero. La Alberca es también el primer pueblo que fue declarado monumento histórico-artístico, en 1940. Muy cerca se alzan la Peña de Francia y su santuario, donde Unamuno venía a gozar de “un silencio divino, un silencio recreador”, y “a contemplar los pueblecillos, a hacer geografía”. A corta distancia está también el valle de las Batuecas, donde la leyenda asegura que vivieron salvajes idólatras, “de lenguaje no conocido”, hasta el siglo XVI.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!