Heredar Samsung: un proceso largo, espinoso y extremadamente caro

La audiencia de este lunes en un tribunal de Seúl por cargos de fraude y manipulación de los precios de acciones se desarrolló sin su principal acusado. El vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, de 52 años y uno de los hombres más poderosos de Corea del Sur se había excusado: debía participar en el segundo día de duelo por la muerte de su padre, Lee Kum-hee, el patriarca del grupo Samsung y el mayor multimillonario del país, fallecido el domingo a los 78 años. Su muerte ha abierto un proceso de sucesión que se promete largo y muy espinoso, dado los problemas legales que rondan a su único hijo varón. También será extremadamente caro.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!