Globalización: Dos caras, una misma moneda.

Después de más de un año de pandemia podría parecer que la globalización está en retroceso. La rápida propagación de la COVID supuso el resquebrajo de las cadenas de suministro, el cierre de fronteras y un nuevo tipo de nacionalismo. Pero, por otra parte, la crisis ha dejado claro también lo profundamente integrada que está la globalización en nuestra economía y cultura. Los científicos cooperaron atravesando las fronteras, el tráfico internacional de Internet se disparó; el comercio y los flujos de capital se están recuperando rápidamente, y, aunque se han producido graves interrupciones en la fabricación y el transporte marítimo, deberíamos detenernos a reflexionar sobre lo bien que ha funcionado el comercio mundial.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!