Fideos con berenjenas, ajos tiernos y huevo

La pasta es una buenísima base para preparar platos sencillos y rápidos, y aunque cuando pensamos en ella la primera opción que se nos ocurre es la italiana -por proximidad, supongo- hay otras culturas que la preparan con la misma maestría. Desde el cuscús los árabes y los bereberes a los spätzle alemanes, pasando por los pastelillos de arroz coreanos, los sorrentinos argentinos, los pierogi polacos y otros que ya repasamos en un artículo dedicado a las pastas del mundo.

Como la receta de hoy es de inspiración china, recomendamos usar alguno de los tipos de fideos que ofrece esta gastronomía, que no son pocos (ya que toman fideos en cualquiera de las comidas del día, con variedades específicas para el desayuno). Puedes escoger entre los vermicelli a base de arroz -normalmente aptos para celíacos, siempre que lo indique el envoltorio-, los de fécula de boniato que se usan para preparar la sopa agripicante entre otras recetas y muchísimas variedades de trigo, que van desde los fideos instantáneos que se pueden encontrar en cualquier supermercado acompañados de sobrecitos saborizantes hasta versiones frescas, con huevo y hasta con extracto de mango.

Cualquiera de estas opciones servirá para preparar este plato, igual que también podemos añadir o quitar ingredientes vegetales según el gusto y la temporada, tal cual o ajustando algunos puntos de la cocción en algunos casos. Por ejemplo, si en lugar de berenjena vamos a cocinar verduras que se beneficien de una cocción corta como calabacín, champiñones o cualquier otra seta, o pimiento, recomiendo cocinarlos poco tiempo y a fuego alegre para que conserven la textura crocante.

Respecto al uso de vinagre y picante, en ambos casos opcional pero lo recomiendo encarecidamente. Yo le añadí la salsa picante al final porque así es como me gusta este aderezo en concreto, pero si usáis picante en polvo podéis ponerlo a la vez que la soja para que se reparta bien. En platos chinos suelo usar el vinagre negro o Chinkiang, elaborado con arroz glutinoso -y, a veces, también sorgo- que se envejece en toneles de madera y es ácido y a la vez dulce y un poco ahumado, con un sabor profundo que va bien tanto en sopas y ensaladas como para mojar empanadillas (es el otro ingrediente base, junto con la salsa de soja, del aderezo con el que se sirven los jiaozi).

Dificultad

Más fácil que conseguir que Godzilla deje de romper la ciudad.

Ingredientes

Para 4 personas

Preparación

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!