Excesivo

Dígame. Buenas tardes, soy Fulana de Tal, colaboradora de Aldeas Infantiles. Dígame. Soy Mengano de Cual, colaborador de Acción contra el Hambre. Dígame. Me llamo Zutano y soy colaborador de Plan Internacional. Dígame. Me llamo Etcétera y colaboro con la Cruz Roja. Toda la tarde me llamaron de todas estas buenas causas y de otras que no recuerdo y yo les explicaba, impotente, que había cubierto, y sobrepasado incluso, mi cuota de solidaridad. Pero me daban un poco de conversación y la aceptaba. Y me contaban desgracias de aquí y de allá, todas espeluznantes. Hambre, infecciones, cólera, analfabetismo, guerra, muerte, desolación, calamidades. A veces se cortaba la línea y antes de que me hubiera repuesto me llamaban de Vodafone o de Yoigo, donde hijos de amigos míos trabajan de teleoperadores, pobres, pobres, y me ofrecían descuentos delirantes con los que, de ser ciertos, podría aumentar los presupuestos de solidaridad.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!