El Gobierno, Seat e Iberdrola montarán la primera fábrica de baterías de España | Compañías

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha anunciado este jueves que el Gobierno va a crear un consorcio público-privado junto con Seat-Volkswagen e Iberdrola para montar la primera fábrica de baterías para coches eléctricos en España.

Según ha detallado Maroto, en su intervención en el 28º Congreso Federal UGT-Fica, estará abierto a otros socios y formará parte de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE).

“Tiene como objetivo la transición hacia el vehículo eléctrico y conectado. El proyecto va a permitir desarrollar un conjunto de actuaciones que garanticen que existan en España las infraestructuras, instalaciones y mecanismos necesarios para fabricar de forma autónoma y competitiva un vehículo eléctrico conectado completo. Un compromiso del Gobierno para que España siga siendo líder en la industria del automóvil a nivel mundial apostando por una movilidad sostenible”, ha subrayado.

El anuncio de Maroto llega un día antes de que el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudan a la planta de Seat en Martorell (Barcelona) con motivo del 70 aniversario de la firma automovilística española. La visita fue cancelada en diciembre por la cuarentena que tuvo que guardar Sánchez tras su encuentro con el presidente de Francia, Emmanuel macron, que dio positivo por coronavirus.

Por su parte, el presidente de Seat, Wayne Griffiths, ya aseguró la semana pasada que la compañía mantenía “discusiones bastante avanzadas con el Gobierno” para que la planta de Martorell pueda fabricar un coche eléctrico en 2025.

Griffiths reclamó que el Ejecutivo tenga una apuesta decidida por la electrificación y poder contar con una planta de baterías “cerca”. En julio del año pasado, Seat anunció 5.000 millones de euros de inversión en los próximos cinco años en nuevos proyectos de I+D para electrificar su gama y en nuevos equipos e instalaciones para las plantas de Martorell, Barcelona y Componentes.

El secretario general de Industria y de la Pyme, Raül Blanco, ya dijo en noviembre del año pasado que España tiene capacidad para acoger dos factorías de este tipo como las que se están construyendo en Francia o Alemania.

Nissan, a la espera de una alternativa

La noticia también se produce en un momento en que las administraciones se afanan en buscar un relevo para la marcha, a finales de 2021, de Nissan de las instalaciones de la Zona Franca en Barcelona, para lo que barajan proyectos de baterías eléctricas, entre otros.

LG Chem, filial de LG, y la francesa Schneider Electric han mostrado interés por los terrenos del fabricante japonés en la Ciudad Condal para producir baterías, pero no hay nada cerrado. La sueca Inzile es la única que ha dicho públicamente que quiere instalarse en Barcelona para producir eléctricos ligeros. El 31 de marzo es la fecha tope para que las empresas que estén interesadas en el proceso presenten sus proyectos.

De su lado, La Generalitat respalda un proyecto para construir una planta de producción y reciclaje de baterías, denominado Battery Hub y que busca captar 6.800 millones de los 140.00 que recibirá España del plan Next Generation UE.

Por ahora, el Grupo PSA es el único fabricante que ensambla modelos eléctricos en sus tres factorías españolas (Vigo, Zaragoza y Madrid). En la aragonesa fabrica el Opel Corsa-e, mientras que en la gallega monta baterías y produce el Peugeot e-2008. El consorcio francés ha invertido 144 millones de euros en su centro madrileño para adaptarlo a la producción del nuevo Citroën C4, que también tendrá una variante de cero emisiones.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!