El Gobierno abre la puerta para que el precio de la luz sea negativo | Compañías

El Boletín Oficial del Estado publicó en su edición de este jueves una resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que cambiará de forma radical la forma en la que hasta ahora funcionaba el mercado de la electricidad en España en lo que se refiere a la formación de precios. La medida más espectacular que contiene la nueva reglamentación, bajo la cual el mercado comenzará a operar a partir del próximo martes 6 de julio, es la posibilidad que se fijen precios de la luz negativos tal y como ocurre en Francia, Alemania o Reino Unido.

De acuerdo con el texto de la resolución, por la que se aprueban las reglas de funcionamiento de los mercados diario e intradiario de energía eléctrica para su adaptación de los límites de oferta a los límites de casación europeos, y, sobre todo contando con la opinión de expertos consultados, el futuro que se abre a partir de ahora permitirá cuando la generación renovable este produciendo al máximo de su capacidad que los precios del mercado eléctrico sean negativos

De hecho la resolución establece que a partir de ahora la banda de negociación de ese precio para el mercado diario, una subasta que se inicia a las doce de la mañana y que marca los precios de la luz para el día siguiente se haya situado en su parte superior en 3.000 euros el megavatio/hora y en su extremo inferior en 500 euros el megavatio/hora.

Incluso para la subasta del mercado intradiario, una subasta diseñada para ajustar  en segunda instancia para ajustar posiciones, la banda se ha situado entre -9.999 euros megavatio hora y 9.999 euros megavatio hora

Estas bandas propuestas por el operador del mercado vienen a sustituir los límites técnicos de precios de las ofertas actualmente existentes que se sitúan en su banda inferior en 0 euros y en la superior en 180 euros el megavatio.

Los expertos consultados dudan que a la vista de la estructura de costes añadidos que soporta en España la factura eléctrica sea posible ver a corto y medio plazo precios negativos en nuestra factura final, ya sea de un consumidor doméstico o industrial. “Pero no es imposible. De hecho en algunos países europeos en donde la instalación de generación renovable supera en mucho a la que tenemos en España, en los momentos de mayor producción las compañías pagan a sus clientes una cantidad, a pesar de estar consumiendo, ya que se entiende que están haciendo un servicio al sistema evacuando una cantidad de energía que no pueden almacenar”.

La banda de precios citada parte de una consulta pública que el operador de mercado del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE) llevó a cabo entre el 8 de noviembre 2019 y el 8 de diciembre de 2019. Fue una consulta  sobre la adaptación de los límites de ofertas en los mercados diario e intradiario, en la que atendiendo a la literalidad de las normas comunitarias, se propuso una regla de actualización a los límites de oferta del mercado diario e intradiario.

Según asegura el texto de la resolución publicada en el BOE, “la respuesta de los participantes de mercado fue dispar, respondiendo a los intereses y riesgos que percibía cada uno de ellos. Así, mientras que los ‘traders’ y grupos dominantes verticalmente integrados consideraban insuficiente y preferían igualar los límites de oferta al límite actual de casación (-500 €/MWh y – 3000 €/MWh), los comercializadores independientes, grandes consumidores y algunos representantes preferían mantener una regla de actualización progresiva desde un valor inferior.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!