El Bosco reabre su jardín y algunos secretos

El Museo del Prado es célebre en todo el mundo por acoger lo mejor de artistas como Velázquez, Goya, el Greco y el Bosco. Las salas donde se exhiben Las meninas y El jardín de las delicias han sido las más visitadas a lo largo de su historia. Una gran parte de los tesoros de la colección permanente volvieron a deslumbrar compartiendo la galería central con la exposición Reencuentro (hasta el 29 de noviembre, de momento). En medio de esa conjunción de estrellas, se echaba de menos el tríptico de El jardín de las delicias, difícil de mover desde la sala 56 A. Pero el fervor popular que despierta la obra ya no tiene que esperar más. La sala en la que se agrupa la obra del Bosco (Hertogenbosch, actual Países Bajos, hacia 1450 -1516) reabre hoy con un nuevo montaje e iluminación que permite contemplar el reverso de las pinturas con la misma nitidez que su vista frontal. La nueva museografía, patrocinada por la Comunidad de Madrid y Samsung, incluye un monitor en el que se proyectan las figuras que pueblan la obra de El Bosco a un tamaño 12 veces superior al real.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!