El asesinato de ETA a un concejal y una procuradora que dejó huérfanos a tres niños

Con la voz entrecortada, el corazón encogido y las manos temblorosas, y acompañada de los hijos de las víctimas, familiares, compañeros, amigos y numerosas personalidades, Teresa Jiménez-Becerril, ha dedicado este miércoles unas emotivas palabras para honrar la memoria del ex teniente alcalde Alberto Jiménez-Becerril y la procuradora Ascensión García Ortíz, asesinados en la céntrica calle Remondo en la madrugada del 30 de enero de 1998.

El terrorismo de ETA en su guerra declarada a España acabó con la vida de cientos de víctimas inocentes y 21 años después, según la eurodiputada, es hora de buscar la verdadera paz. Lo ha hecho tras la ofrenda floral que cada año se realiza bajo la placa que recuerda el dramático asesinato.

Teresa Jiménez-Becerril estuvo acompañadoa por el alcade de Sevilla, Juan Espadas, quien expresó que es cierto que hay muchos casos sin resolver y que hay que mirar hacia delante, pero sin olvidar.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, también ha recordado este miércoles al concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y a su mujer, Ascensión García, y ha subrayado su dedicación a defender «la libertad y la democracia» a través de las redes sociales.

Moreno ha asistidio en la tarde de este miércoles al homenaje que el PP de Sevilla celebra anualmente con una misa en la Catedral de la capital andaluza y ha depositado una corona de laurel en la lápida situada en el lugar del atentado, la calle Don Remondo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!