El abogado general del TUE, partidario de que los trabajadores tengan que fichar

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha publicado hoy las conclusiones relativas a la cuestión prejudicial planteada por la Audiencia Nacional, tras el conflicto presentado por CC.OO. ante Deutsche Bank, el 26 de julio de 2017, para resolver si las empresas tienen la obligación de llevar un registro diario de la jornada de las plantillas.

Las conclusiones del Abogado General son «inequívocas, confirman los planteamientos defendidos por CC.OO. y suponen un paso positivo más en la lucha contra las prolongaciones de la jornada», subrayan en este sindicato.

Tras este pronunciamiento, ahora ya solo falta que el Tribunal emita su sentencia que, a tenor de lo manifestado por el Abogado General y también, anteriormente, por la Comisión Europea, respecto a que la legislación española no garantiza los derechos de las personas trabajadoras en lo referente al tiempo de trabajo, debiera de ser favorable a la implantación obligatoria de un registro diario de la jornada.

Las conclusiones del letrado son preliminares y pueden no coincidir con el fallo final del Tribunal con sede en Luxemburgo, pero las opiniones de los abogados generales se siguen en la mayoría de los casos.

De ser así en este caso, la Justicia europea corregiría la doctrina del Tribunal Supremo, que en abril de 2017 estableció que las empresas no están obligadas a llevar un registro de la jornada de toda la plantilla para comprobar el cumplimiento de la jornada laboral y horarios pactados, sino que sólo deben llevar un registro de las horas extras realizadas.

UGT también se ha celebrado la posición del Abogado General y espera que el Gobierno de Pedro Sánchez ponga en marcha esta medida y no sea una sentencia del TUE la que obligue a España a imponer el registro horario de jornada.

Según el sindicato, la Seguridad Social pierde en torno a 1.000 millones de euros cada año por las 150 millones de horas productivas que no se pagan a los trabajadores ni se cotizan, de las que 14 millones de horas corresponden al sector financiero.

La patronal rechaza este tema porque «ya existen mecanismos de control horario» y supone «un cambio hacia lo antiguo». Para los empresarios, el registro horario propuesto por el Ejecutivo aumenta la burocracia y los costes empresariales, tiene problemas reales de aplicación, elimina las medidas de flexibilidad interna y de conciliación y es de muy difícil aplicación para las pequeñas y medianas empresas.

Ambas organizaciones sindicales llevan tiempo reivindicando la puesta en marcha de un registro de jornada obligatorio. Desde CC.OO., se ha puesto de relieve que las conclusiones del Abogado General son “inequívocas” y suponen “un paso más en la lucha contra las prolongaciones de jornada”.

Asimismo, ha señalado que espera que el TUE declare finalmente por obligación de las empresas de llevar un registro diario de la jornada.

Por su parte,

.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!