Descubren en Pantoja una organización dedicada a la gestión ilegal de residuos

La Guardia Civil ha descubierto una organización dedicada a la gestión ilegal de residuos, ubicada en un asentamiento de Pantoja, y ha detenido a un hombre que ha sido acusado por un delito de simulación de delito y otro por estafa.

En inspección realizada por la Guardia Civil, en un zona de 17.000 metros cuadrados en la antigua estación de ferrocarril de Pantoja, distintas unidades de la Guardia Civil de Toledo inspeccionaron el lugar al tener conocimiento que gran parte de sus moradores, a los que les une un vínculo familiar, estaban realizando labores de almacenamiento, clasificación, gestión y eliminación de residuos de manera ilegal.

En este sentido, tenían clasificados y distribuidos los distintos residuos, algunos de ellos peligrosos que podían provocar un riesgo de contaminación por lixiviación (filtración) de los productos contaminantes al subsuelo, debido a que el lugar no estaba impermeabilizado tal y como exige la legislación en materia de residuos. Así mismo, para deshacerse de algunos residuos, procedían a quemarlos, los cuales en la combustión emitían de manera incontrolada componentes tóxicos a la atmósfera.

Los agentes descubrieron un vehículo que estaba cerrado en un cobertizo sin ningún tipo de acceso, ni puertas ni ventanas, y que había sido denunciado como sustraído, siendo su propietario y denunciante una de las personas que habitaban en este lugar.

La Guardia Civil confirmó que el denunciante había notificado su sustracción a su compañía de seguros, por lo que fue indemnizado, y fue detenido por un delito de estafa y otro de simulación de delito.

Había hasta 18 vehículos desguazados
Había hasta 18 vehículos desguazados

También halló un motor de riego que fue robado en una explotación agrícola de la localidad de Manzanares (Ciudad Real), en julio del 2015, y que ha sido entregado a su legítimo dueño, y 18 vehículos en distintos estados de desguace que presentaban irregularidades administrativas.

Unas deficiencias, principalmente, por no haber sido entregados a un Centro Autorizado de Tratatamiento (CAT) para su descontaminación, en la mayoría de los casos con desconocimiento de sus titulares.

Entre estos vehículos había uno sin placa de matrícula que no se encontraba dado de alta en la base de datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) y que, tras las pertinentes gestiones, se descubrió que procedía de Inglaterra y tenía el mismo tipo de irregularidades que el resto.

Por ello, los agentes formularon hasta 37 denuncias administrativas: 26 sobre residuos y suelos contaminados; cuatro por tenencia de animales potencialmente peligrosos; dos de protección de animales domésticos; dos de sanidad animal; dos a la Ley de Seguridad Vidal, y la última por las normas por la ordenación y registro de explotaciones ganaderas y núcleos zoológicos en la región.

La Benemérita, igualmente, ha instado a la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural a la retirada de esos residuos en prevención al riesgo de contaminación y al potencial peligro de incendio que supone el almacenamiento de grandes cantidades de residuos altamente inflamables y tóxicos.

En el operativo han participado patrullas del Seprona de Illescas y Argés, Seguridad Ciudadana, Equipo Roca de Toledo, el Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Trafico (GIAT) de Toledo y Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Comandancia de Toledo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!