Cuáles son las aerolíneas más valiosas del mundo | Fortuna

Mientras el sector pierde 36.000 millones de euros, un 37% menos que el año anterior, en valor de marca en el mundo, y la industria ve en los viajes de ocio la recuperación a corto plazo, dos aerolíneas españolas representadas en la lista de las 50 marcas más valiosas del mundo, Iberia y Vueling, mantienen y mejoran sus posiciones en el ranking Airlines 50 2021, elaborado por la consultora Brand Finance. En este estudio se analiza el valor de marca, entendido como el beneficio económico neto que el propietario de una firma lograría al otorgar la licencia en el mercado abierto, y la fortaleza de la marca como la eficacia de su rendimiento en medidas intangibles en relación con sus competidores. 

Tres compañías americanas lideran el ranking, a pesar de que han perdido entre un 38 y un 40% su valor de marca: Delta (4.900 millones de euros), American Airlines (4.500 millones) y United Airlines (4.300 millones), mientras que las españolas Iberia y Vueling, pertenecientes al grupo británico IAG, mantienen sus puestos en el informe de valor de marca sectorial mundial. Iberia se queda en el puesto 34, a pesar de perder con la pandemia el 25% de su valor, y Vueling escala dos puestos hasta el 48 de la lista.

El citado estudio destaca la evolución de Iberia desde 2014, un año en el que los resultados económicos del grupo fueron espectaculares, con un valor de negocio de 5.080 millones, así como en valor y fortaleza de marca (77 sobre 100). Desde entonces, la aerolínea española se ha mantenido constante entre los 3.300 y 2.600 millones en valor de negocio. La fortaleza y valor de marca también sufrieron merma a partir de 2015 con valores que van desde los 73 a los 69 puntos en cuento a fortaleza de marca. La compañía está inmersa en una etapa de transformación para adaptar el negocio a la nueva realidad. Solo durante el primer trimestre del año, el grupo de aerolíneas IAG  anunció unas pérdidas de 1.068 millones de euros, respecto a los 1.860 millones del mismo periodo del año pasado.

Por su parte, Vueling, que nació en 2004 en Barcelona para dar respuesta a un nuevo perfil de viajero que demandaba volar a precios competitivos, transportó el año pasado a 28 millones de pasajeros, de los cuales 16,5 millones salieron de la Ciudad Condal. En este último estudio, la compañía que preside desde septiembre del año pasado el italiano Marco Sansavini, ex director comercial de Iberia, escala tres puestos en el ranking de las más valiosas, del 50 al 47. Sin embargo cae un 31,9% en valor de marca y 5.6 puntos en fortaleza. La compañía aérea con más conexiones entre Barcelona-El Prat y el resto de Europa, intenta potenciar su perfil como alimentador de viajeros para operaciones de larga distancia por lo que ha lanzado Vueling Global, plataforma en la que ofrecerá vuelos en conexión con la oferta de Level.

Según la directora gerente de Brand Finance en España, Teresa de Lemus, «esta crisis del sector turístico es un catalizador de las marcas mas fuertes pues esas son la que mejor se recuperaran y podrán tomar la oportunidad de expandirse por medio de fusiones».

Fortaleza

En cuanto a la fortaleza de marca, Aeroflot es la marca más fuerte, en función con tres pilares: los Ingresos y actividades que respaldan la fortaleza futura de la marca, el patrimonio de marca,  y el resultado o impacto, medidas de resultado de negocio relacionadas con la marca, como la cuota de mercado. Con una puntuación de 89.5 sobre 100 y una calificación AAA, la compañía rusa  se mantiene como la marca de aerolíneas más fuerte del mundo pese ha haber perdido el 41,9% de su valor de marca. Aeroflot ha emprendido recientemente un cambio de estrategia para convertirse en una opción de viaje de clase más prémium, a la vez que ha tenido que hacer recortes en los gastos de capital y suspender las entregas de aviones, como los aviones Boeing y Airbus de nueva generación, que reemplazaran gradualmente su flota más antigua.

Por su parte, Jet Star (+74.6 puntos), Garulda Indonesia (11.8 puntos) y Norwegian Air (+4.8 puntos) son las marcas que más suben en este apartado. Además de las anteriormente citadas, suben otras cuatro marcas en fortaleza: Etihad Airways (+4.1 puntos), Air Newzealand (+2.2 puntos), Qatar Airways (+1.9 puntos) y Xiamen Airlines (+1.3 puntos).

Dentro de esta categoría, Iberia, en el puesto seis de las 10 más fuertes del mundo también está dentro de las que menos fortaleza pierden con -4.2 puntos respecto a 2020 con una puntuación de 83.1 sobre 100 (AA-). Vueling no ha tenido tanta suerte y pierde -5.6 posee una fortaleza de 75.5 sobre 100 (AA). «Iberia es la sexta marca de aerolíneas más fuerte del mundo, dada la fuerte reputación de la marca, también embajadora de la marca España, así como el constante esfuerzo en la seguridad, la innovación y su mejora constante, lo que le otorga una sólida posición en el mercado mundial de aerolíneas frente al inminente alivio de las restricciones de viaje internacionales», explica De Lemus.

Ni las Torres Gemelas

El informe hace hincapié en los efectos devastadores de la pandemia en la industria del transporte aéreo. Ni la caída de las Torres Gemelas de Nueva York ni la crisis financiera de 2008 se pueden comprar a lo que estamos viviendo ahora. Y recuerdan la previsión de los expertos económicos que aseguran que el PIB mundial se reducirá 1,5 billones de euros, en el que este sector tiene un peso global del 10%.

La crisis se extiende también a los fabricantes, Airbus y Boeing sufren también las consecuencias de que las aerolíneas hayan reducido sus flotas. En el caso de Boeing, su valor de negocio, que había estado creciendo desde 2010, cae en picado en 2021 pasando de los 186.000 millones de euros en 2020 a los 103.000 millones registrados este año. La fortaleza de la marca también ha disminuido por lo que, en consecuencia, el valor de marca cae de los 27.600 millones en 2019 a los 11.600 millones en 2021. Por su parte, Airbus experimenta una tendencia parecida.: de los 101.200 millones en valor de negocio de 2020 se reducen a 48.300 millones en 2021. El valor de marca cae de los 12.900 millones en 2020 a los 7.700 millones en 2021.

Con siete marcas en el ranking, Estados Unidos es la nación que mayor cuota de marca aporta pero la cifra se reduce un 41% respecto a 2020 (19.500 millones de euros). Le siguen China, también con siete marcas y un 40% menos de valor aportado (9.000 millones) y los Emiratos Árabes Unidos que, con solo dos marcas, Emirates y Etihad Airways, suman 4.500 millones, un 34% menos. En la décimo séptima posición se encuentra España, en nivel de aportación de valor, 875 millones entre Iberia y Vueling,y  reduce su aportación un 27% respecto al año pasado.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) pronosticó que la industria no se recuperará por completo a niveles pre pandémicos hasta 2023 o 2024. Según el análisis de Brand Finance, se prevé que las aerolíneas de bajo coste como Volotea, que recuperó liquidez gracias a un préstamo ICO y que ha superado los 35 millones de viajeros, o Level en España, se recuperarán más rápido que las de servicio completo. Sin embargo, ambos dependerán del avance de la vacunación a nivel mundial, así como de la efectividad de control de las nuevas variantes o cepas emergentes. Se espera que los viajes de negocios se estanquen, mientras que los viajes de ocio probablemente sean el principal impulsor de la recuperación en toda la industria.

Tres nuevas entradas

Hay tres nuevos participantes en el ranking de este año: Saudia (valor de marca de 431.000 millones) en el puesto 39; Jetstar (valor de marca de 307.000 millones) en el 49; y Avianca (303.000 millones), que cierra la clasificación.

Saudia, ha resistido la tormenta redirigiendo sus recursos a su fuerte mercado interno, debido a que Arabia Saudita ha anunciado recientemente su objetivo de convertirse en un centro turístico y logístico con más de 100 millones de turistas para 2030, aumentando el número de destinos a 250 y duplicando la capacidad de carga aérea. En este sentido, Saudia planea aumentar significativamente el tamaño de su flota para capturar este crecimiento en el mercado. Este crecimiento interno esperado y la ambiciosa visión para 2030 hacen que la marca sea una de las más importantes, ya que construye su fuerza y valor de marca internacional.

Los aeropuertos más valiosos

Pese a la complicada situación que, al igual que las aerolíneas, están sufriendo los aeropuertos, el Aeropuerto Madrid-Barajas escala siete puestos en el ranking internacional colocándose entre las 20 más valiosos del mundo (puesto 18). La pandemia hace que su valor de marca descienda un 15,6%, pero sube en el ranking gracias al aumento de 1.9 puntos en cuanto a fortaleza de marca que ya es de 65.3 sobre 100.

España suma una nueva entrada en el estudio: el Aeropuerto de Barcelona–El Prat, que entra en el puesto 24 del ranking sectorial con una puntuación de fortaleza de marca de 57.5 sobre 100. El aeropuerto de París, que entró nuevo en el ranking 2020 se coloca en primera posición liderando a los 25 más valiosos con valor de marca de €506 millones. Ninguno de ellos aumenta su valor de marca este año. La mayor caída la experimenta el Aeropuerto Internacional de Hong Kong que pierde el 63,1% de su valor. El Aeropuerto de Zürich y el Aeropuerto Madrid-Barajas son los que mejores resultados obtienen y logran resistir mejor los efectos de la pandemia perdiendo 18,1% y 20,4% de su valor, respectivamente.

Al contrario de las aerolíneas que pueden reducir costes dejando aviones en tierra, los aeropuertos siguen teniendo los mismo gastos fijos y no han recibido ayudas estatales. Según el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI, en sus siglas en inglés), sus ingresos mermarán en 81.000 millones de euros.

Las expectativas de recuperación de Aena son esperanzadoras, entre otros factores, gracias a que rentabilizará los buenos resultados de las aerolíneas low cost y la menos dependencia de IAG. El gestor aeroportuario recuperará el volumen de pasajeros anterior a la pandemia en el segundo trimestre de 2022, antes que sus principales competidores europeos, como la alemana Fraport o la francesa Aéroports de París, que no lo harán antes de 2026 y 2024, respectivamente.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!