Cristiano Ronaldo recibe un ‘visado de oro’ en Dubái | Blog Mundo Global

Su habilidad con el balón les ha hecho ricos y famosos. Ahora, Cristiano Ronaldo, Luis Figo, Roberto Carlos y hasta una decena de futbolistas disfrutan también de un visado de oro de Emiratos Árabes Unidos (EAU), según ha revelado la prensa local. Su concesión es mucho más que un reconocimiento simbólico: les facilita un país de residencia sin impuestos sobre la renta ni sobre el capital, algo sin duda atractivo cuando muchos los países se plantean aumentar los tributos a los más adinerados para paliar el agujero fiscal de la pandemia. 

“Ronaldo es un visitante habitual de EAU (…) siempre ha tenido a Dubái en el corazón”, justificaba el diario Gulf News al dar cuenta de la concesión del visado al delantero del Juventus, que el pasado diciembre se llevó el premio al mejor jugador del año en los Dubai Globe Soccer Awards por sexta vez consecutiva. El periódico también recordaba que en esa ocasión el futbolista portugués “habló de su amor por la ciudad, a la vez que alababa el gran apoyo que ha recibido en la región”.

Ronaldo, de 35 años, ocupa el segundo lugar en la lista Forbes de los deportistas mejor pagados de la década, solo por detrás de Roger Federer. La revista le calcula unos ingresos de 720 millones de euros desde 2010, de los cuales 88 millones de euros en 2019.

El Visado de Oro es un programa para facilitar permisos de residencia a largo plazo con el objetivo de atraer tanto a inversores como a científicos, ingenieros y artistas de alto nivel, e incluso estudiantes brillantes en áreas de interés para el país. El plan asegura visas de 10 años renovables, frente a las normales de dos o tres años (un año en el caso de los corresponsales extranjeros), sin necesidad de contar con el aval de un patrocinador local.

Junto a Ronaldo, también han recibido las preciadas tarjetas el portugués Luis Figo y el brasileño Roberto Carlos, ambos ya retirados; el bosnio Miralem Pjanic, que actualmente juega en el Barcelona; los franceses Nicolas Anelka, quien ya vive en Dubái con su familia, y Paul Pogba, que suele difundir imágenes de sus entrenamientos en el club Nad al Sheba de esa ciudad en sus redes sociales; el belga Romelu Lukaku y el antiguo jugador del Chelsea originario de Costa de Marfil Didier Drogba.

El lanzamiento del programa fue anunciado en mayo del año pasado por el vicepresidente y primer ministro de Emiratos, el jeque Mohamed Bin Rashid al Maktum, que también es el emir de Dubái, el más glamuroso de los siete principados que integran la federación. Desde entonces, Dubái ha concedido 7.000 visados de oro a personas de 103 nacionalidades, según reveló el general Mohammad al Merri, máximo responsable de la Dirección General de Residencia y Asuntos de Extranjería del emirato, durante una reciente conferencia.

A mediados de mayo, el jeque Mohamed reconoció con ellos a 212 médicos empleados por la Autoridad Sanitaria de Dubái como agradecimiento a sus esfuerzos en la lucha contra la covid. Un par de semanas después, el presidente del grupo Lulu, el indio M. A. Yussufali, se convirtió en el primer empresario extranjero en recibir la tarjeta de residencia permanente, según informo la Autoridad Federal de Identidad y Ciudadanía. Desde entonces, la prensa local se ha hecho eco de su entrega a figuras destacadas como los citados deportistas o el actor egipcio Mohamed Ramadan, pero también de casos humanitarios como el dos hermanas indias, cuyos padres resultaron asesinados en Dubái, así como de los abuelos con los que vivían en su país.

A mediados de noviembre, el programa se amplió para incluir a médicos y titulares de doctorados en el campo de la inteligencia artificial, la computación, la biología o la epidemiología, así como a titulados de las universidades de Emiratos Árabes con calificaciones altas.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!