Constelación matrilineal vasca

No deberíamos hablar de “exposiciones de mujeres artistas” si de lo que se trata es de hacer efectiva la igualdad, al menos en el arte, ya que la simple especificación las coloca en la anomalía, pero sí podríamos destacar la alineación de seis muestras extrañas (la vida puede ser extraordinariamente extraña) que desprenden una sensualidad libre y una conciencia social despojada de la plomiza seriedad del panfleto. Sus autoras desenmascaran la cultura de una forma traviesa, en visiones veladas o porfiadas en lenguajes formales convencionales —fotografía, escultura, instalación, cine, vídeo—, desbordándolos.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!