Ciudadanos pedirá que Rajoy explique la corrupción del PP en el Congreso

La comisión de investigación sobre la presunta corrupción del PP llega a su fin. El próximo 12 de marzo los grupos políticos tendrán que presentar el informe con las conclusiones alcanzadas tras casi dos años de trabajo, desde que en mayo de 2017 se constituyó este órgano en el Congreso. Pero antes de que la labor termine, Ciudadanos quiere ponerle el broche de oro citando al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y sometiéndole a las preguntas de los diputados en formato interrogatorio como al resto de comparecientes.

La formación naranja no está sola en esta idea. Podemos también apoya la citación de Rajoy. Pero ambos grupos carecen de la capacidad suficiente para forzar la comparecencia y necesitan que el PSOE apoye la iniciativa.

Cuando se constituyó la comisión, los socialistas reclamaron la comparecencia de Rajoy, quien entonces era jefe del Ejecutivo. Sin embargo, ahora podrían haber cambiado de posición ya que el grupo asegura que no decidirá los pasos a seguir hasta el próximo 5 de febrero.

La Mesa de la comisión tiene previsto reunirse ese día para fijar el calendario de las comparecencias pendientes. Fuentes parlamentarias apuntan a que los socialistas podrían votar en contra de citar a Rajoy en un intento de que, a cambio, los populares levanten el pie del acelerador en la investigación de la tesis del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Senado.

Se da la circunstancia de que el pasado diciembre, los socialistas ya pidieron la suspensión de las comparecencias del exdirector general de la Policía, Ignacio Cosidó; el exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el marido de María Dolores de Cospedal, Ignacio López del Hierro; y el chófer del extesorero popular Jesús Bárcenas, Sergio Ríos.

La Mesa de la comisión

Sin el apoyo del PSOE, la iniciativa de la formación naranja no prosperará. La Mesa de la comisión está compuesta por cinco miembros, de los que tres están controlados por PP, PSOE y Nueva Canarias (aliada de los socialistas). Tanto Ciudadanos como Podemos solo cuentan con un asiento cada uno y el resto de grupos no está representado.

Habitualmente, las comisiones de investigación se reservan el último mes de trabajo para elaborar el informe de conclusiones. En este caso, los grupos han reducido este periodo a tres semanas para poder celebrar las comparecencias que quedan pendientes. Las citaciones tienen que enviarse al interesado con un plazo mínimo de quince días por lo que si la comparecencia del expresidente popular saliera adelante, tendría que producirse en la última semana de febrero y reduciría aún más el plazo para elaborar el dictamen.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!