Christopher Landau, el embajador tuitero, se despide de México

Christopher Landau, el último embajador de Estados Unidos en México, se despide del cargo. Durante los últimos cuatro años las tensas relaciones diplomáticas entre los dos países representaron una tarea compleja para el diplomático, representante de la Administración Trump en México.

Pese a ello, el embajador ha sabido ganarse el favor de las redes sociales y por lo tanto, de la opinión pública como alguien respetuoso y admirador de la cultura y las tradiciones de México. “Un buen diplomático quita la mala hierba y siembra las semillas para el éxito en el futuro (…) Durante mi gestión en México he intentado ser un buen y solidario jardinero”, ha escrito a modo de despedida en El Universal.

El diplomático rara vez ha entrado al trapo en discusiones políticas, pese a los momentos tensos que ambos países han vivido con la migración, la seguridad y el comercio. Ha sabido ceñirse durante todo este tiempo a temas mucho más amables de cara al público. La comunicación política y el uso que le ha dado a Twitter, han sido totalmente opuestos a los de su jefe, Donald Trump, ahora ya sin cuenta en la red social.

La clave de la relación con sus más de 280.000 seguidores ha hecho a Landau merecedor del título de “embajador tuitero”. En total, escribió 7.784 tuits desde 2016, ha dado like en 73.798 ocasiones y ha seguido a 93 personas entre las que están algunas instituciones mexicanas, políticos, periodistas, youtubers y la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, entre otros. Su actitud comiendo tacos en la calle o comprando artesanía con la familia en un pueblo de Tlaxcala ha generado una sensación de cercanía con la gente que “borra la distancia con los ciberciudadanos y le ayuda a bajarse del pedestal”, explicaba a Verne el estratega en comunicación política, José Manuel Urquijo. Parte de su equipo le preparó un video de despedida grabado en el mercado de Jamaica donde algunos vendedores le deseaban buena suerte. Esos son los detalles que le han hecho pasar con nota la asignatura de redes sociales.

Como no podía ser de otra manera, Landau quiso mostrar la mudanza que está haciendo y todos los recuerdos y artesanías que se llevará de su estancia en México. “Los procesos de comunicación están cambiando y los políticos tienen que cambiar sus formas de interactuar con la gente”, dice Urquijo. De ahí que haya sido tan aplaudida la estrategia de compartir momentos del embajador junto a su esposa y sus hijos. Una ventana para conocer no solo al funcionario, sino también a su familia. “Mi esposa se lleva el jabón Zote, que le fascina. Saludos”, ha respondido Christopher Landau estos días.

Ahora que debe abandonar su cuenta oficial -igual que el resto de funcionarios de la anterior Administración- ha pedido a sus seguidores que le sigan en su cuenta personal, como buen influencer: “Esta cuenta ya no será mía pero me pueden seguir en @ChrisLandauUSA”. “Muchas de las amistades que he hecho aquí serán para toda la vida y especialmente disfruté interactuar con mis queridos seguidores en las redes sociales”, escribió en El Universal. El exembajador Landau se debe a su público también en las despedidas.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!