Causapié da un paso atrás y no se presentará como cabeza de cartel de ninguna candidatura

Purificación Causapié, la portavoz del grupo municipal socialista, no será cabeza de lista de ninguna candidatura en los comicios del próximo 26 de mayo. La máxima representante del PSOE en la capital ha asegurado este jueves a las puertas del Palacio de Cibeles que continuará trabajando por su partido y que, en ningún caso, dará el salto a la plataforma de Manuela Carmena, como se ha rumoreado en alguna ocasión.

El decoro, la elegancia y el respeto a las siglas que caracterizan a esta política, pese a la falta de apoyo que le ha conferido Ferraz para catapultarla como candidata, le llevará a intentar integrarse en una de las listas que formarán los equipos de los candidatos definitivos para la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, y el Ayuntamiento de Madrid, con Pepu Hernández, el hombre que quiere Pedro Sánchez, o el histórico Manuel de la Rocha.

«No voy a presentarme a las primarias para ser candidata al Ayuntamiento de Madrid, tal como ya había manifestado al secretario general del partido en Madrid de que si había una propuesta que viniera avalada por el presidente del Gobierno, por la Ejecutiva federal, yo no me presentaría. Eso ha sucedido y por lo tanto no voy a presentar mi candidatura», ha manifestado Causapié, quien ha reconocido sentirse «satisfecha con el trabajo» que ha realizado ella y su equipo.

El poder, en las bases

La política que abandera la lucha por el feminismo y el colectivo LGTBI en la Cámara madrileña no ha querido pronunciarse sobre a qué candidato socialista brindará su apoyo en la capital, aunque ha reconocido que lo tiene claro (es amiga de De La Rocha y de Gabilondo desde hace muchos años). Sin embargo, prefiere «mantener distancia» y continuar con su labor sin tomar partido públicamente por ninguno. No ha descartado que se la vea en algunos de los actos de campaña.

Tampoco ha puesto en cuestión frontalmente la entrega de su presidente al ex seleccionador nacional sin que se haya abierto el proceso de primarias aún, un gesto que ha generado malestar entre las diferentes facciones de la Ejecutiva madrileña y las bases, aunque ha deslizado que todo dependerá de los 6.000 afiliados -siempre que De la Rocha no se retire de la carrera-. «El secretario general tiene derecho a defender o apoyar al candidato que considere oportuno. Lo importante también es que el PSOE-M tendrá primarias y los militantes pueden decidir».

Causapié no cree que se presenten más candidatos para las elecciones en la región y en el Ayuntamiento. Causapié tiene pensado un plan B en caso de que su identidad finalmente no aparezca en ninguna papeleta: «Si no, seguiré en lo que he estado siempre, por supuesto desde el partido, en el feminismo y en actuaciones que tienen que ver con mi manera de afrontar y enteneder la política, que es la defensa de la igualdad, de la justicia social y el ámbito también de las ONGs».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!