Cada vez hay más ricos y España supera ya el millón de millonarios | Fortuna

Cada vez hay más ricos en el mundo. A pesar de la pandemia, el número mundial de millonarios aumentó en 5,2 millones, hasta alcanzar los 56,1 millones. Como resultado, un adulto necesita ahora más de un millón de dólares para pertenecer al 1% más rico del mundo. Hace un año se necesitaban 988.103 dólares para formar parte de este selecto club. Así, 2020 es el año en que, por primera vez, más del 1% de todos los adultos del mundo es millonario en dólares. 

En España. por primera vez en su historia, las personas que tienen más de un millón de dólares asciende a 1.147.000 personas. Esto representa el 2% de los millonarios que hay en todo el mundo. Y la proyección es que en 2025 habrá 1.800.000 españoles ricos.

La riqueza total de los adultos más ricos del mundo se ha multiplicado casi por cuatro, de 41,5 billones de dólares a 191,6 billones de dólares en 2020, y su participación en la riqueza mundial ha aumentado del 35% al 46% durante el mismo periodo. Además, la cifra de personas de muy alto poder adquisitivo creció aún más rápido, sumando un 24% más de miembros, la mayor tasa desde 2003. Los datos se recogen en el duodécimo informe Global Wealth Report 2021, elaborado por Credit Suisse Research Institute, y en el que se asegura que la riqueza mundial total creció un 7,4%, 28,7 billones de dólares, hasta alcanzar los 418,3 billones a finales de año, y la riqueza por adulto aumentó un 6%, hasta lograr otro máximo de 79.952 dólares.

Por otro lado, si se analiza la pirámide de la población adulta, 2.900 millones de personas, el 55% de todos los adultos del mundo, tenían en 2020 una riqueza por debajo de los 10.000 dólares. Sin embargo, el año pasado, y a pesar de la pandemia, las personas con un patrimonio de entre 10.000 y 100.000 dólares son las que más han aumentado en número, pasando de 507 millones a 1.700 millones a finales de 2020, lo que supone un aumento de más del triple, el mayor de lo que va de siglo. Este hecho refleja, según los expertos del informe, la creciente prosperidad de las economías emergentes, especialmente de China, y la expansión de la clase media en los países en vías de desarrollo.

La riqueza media de este último colectivo es de 33.414 dólares, un poco menos de la mitad del nivel de riqueza promedio en todo el mundo, cuyos activos ascienden a 57,3 billones de dólares. El segmento medio-alto, al que pertenece la clase media en los países desarrollados, con una riqueza que oscila entre los 100.000 y el millón de dólares, también se ha expandido significativamente este siglo, de 208 millones a 583 millones. Actualmente poseen activos netos por un total de 163,9 billones de dólares, esto es, el 39,1% de la riqueza mundial, que es casi cuatro veces su proporción de la población adulta.

La característica principal de los dos segmentos de la pirámide media es el dominio de China, que representa el 38% del total, un dato relevante si se compara con el 9% de India, el 6% de América Latina o el 3% de África. La representación regional está aún más sesgada entre los millonarios, donde el 42% de sus miembros reside en América del Norte, el 28% en Europa y el 17% en Asia-Pacífico (aquí no se incluye a China e India).

Estos datos reflejan el contraste con la base de la pirámide de riqueza, que se caracteriza por una amplia variedad de personas de todos los países y todas las etapas del ciclo de vida, de las personas con alto poder adquisitivo que están muy concentradas en regiones y países determinados, y tienden a compartir estilos de vida similares: adquieren parecidos artículos de lujo, veranean en los mismos lugares y ofrecen las mismas oportunidades educativas a sus hijos, aunque residan en diferentes continentes. También es probable, afirma el estudio, que las carteras patrimoniales de estas personas sean muy parecidas, con un enfoque en activos financieros y, en particular, acciones, bonos y otros valores negociados en los mercados internacionales.

Se prevé que la riqueza mundial aumente en un 39% a lo largo de los próximos cinco años, hasta alcanzar los 583 billones de dólares en 2025. Los países con rentas bajas y medias serán las responsables del 42% de este crecimiento, a pesar de que solamente representan el 33% de la riqueza actual. Según las previsiones, la riqueza por adulto aumentará un 31%, superando la marca de los 100.000 dólares. También habrá un incremento del número de millonarios en el próximo lustro, alcanzando los 84 millones, mientras que el número de megarricos alcanzará los 344.000.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!