Bolsonaro: las urnas no se tocan

A menos de año y medio para las elecciones presidenciales en Brasil, Jair Bolsonaro se ha embarcado en una torticera campaña de puesta en duda del actual sistema de votación de urna electrónica. Puesto en marcha hace 25 años, destaca, según las autoridades electorales, por su eficacia, seguridad y transparencia, y no ha dado lugar en este tiempo a ningún incidente relevante. Con una extensión de ocho millones y medio de kilómetros cuadrados y algunas de las zonas habitadas más inaccesibles del mundo, Brasil utiliza un sistema que, con razón, es admirado en muchos otros lugares.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!