Bardal, rutilante regreso de Benito Gómez a la alta cocina

Después de un año, dos meses y seis días cerrado por efecto de la pandemia, el pasado 20 de mayo el restaurante Bardal reabría de nuevo sus puertas. Pausa obligada durante la cual el gran cocinero Benito Gómez y su esposa, Merche Piña, han mantenido el pulso en Tragatá, su concurrido gastrobar en Ronda. Con el respaldo de un gran equipo en el que figuran Manuel Romero en calidad de jefe de cocina y Miguel Conde y Marco Trujillo como sumiller y jefe de sala, respectivamente, Gómez se recrea en dos únicos menús en los que deja constancia de su arsenal de conocimientos. Recetas en las que pisa territorios de las tascas andaluzas, asciende a la alta cocina clásica o a la tecnoconceptual de Ferran Adrià, de quien fue discípulo directo. Facultades de un cocinero de personalidad marcada que ofrece platos tan difíciles como la royal de conejo y guiso de caracoles de sabores finísimos y texturas inverosímiles.

Seguir leyendo

Bardal

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!