22 restaurantes donde comer un buen plato de pasta

Aunque sabemos que te encanta sacar el lado italiano que llevas dentro y cocinar todas las recetas de pasta que tenemos en El Comidista, también somos conscientes de que a veces te puede el vaguerío y te cuesta salir un poco del combo macarrones boloñesa y espaguetis carbonara -sin nata, por supuesto- y los restaurantes están exactamente para llenar ese vacío.

La pereza no es la única excusa para disfrutar de un buen restaurante italiano, también puedes disfrazar tus ganas insaciables de comer pasta de un deseo incontrolable de reunirte en la mesa con familiares y amigos, ahora que la normativa lo permite. Así no solo parecerás un comidista hambriento, sino también sociable. La otra razón –para mí la más importante- es que, aunque seas un magnífico cocinero, nunca está de más dejarse llevar por los caprichos y acercarte a un local a que te sirvan un buen plato de pasta fresca casera acompañado de salsas e ingredientes de calidad, importados desde el mismísimo país de Michelangelo (el pintor, no la tortuga ninja).

Un buen puñado de italianos residentes en nuestro país, periodistas gastronómicos, el equipo comidister al completo y otras personas dedicadas al arte del comer se han puesto manos a la obra y nos han dicho cuáles son sus restaurantes favoritos para comer pasta en su ciudad, por qué y hasta qué debemos pedir para que el éxito esté garantizado.

MADRID

Trattoria Malatesta

La periodista gastronómica Yanet Acosta –que fue mi profesora en la universidad- coincide conmigo en una cosa: nuestro restaurante favorito de Madrid es la Trattoria Malatesta, un local que se esconde en una diminuta calle cerca de la Puerta del Sol, al lado de la archiconocida chocolatería San Ginés. “No sé si es el mejor, pero sí al que siempre voy en familia” declara Acosta, y es que una de las claves del éxito del restaurante es su decoración acogedora y familiar y otra, sin duda, su menú de mediodía en que por tan solo 13’50 euros puedes elegir un entrante, un principal –a elegir entre pizza y pasta, normalmente-, bebida, postre y pan de la casa. “Me gusta mucho su pasta fresca, en especial sus ravioli” añade la periodista, que además recalca con acierto que muchos platos de su carta se pueden encontrar en el menú por un precio mucho más asequible. Para mí, su mejor plato de pasta son los tagliolini allo scoglio, elaborados con pasta fresca hecha por ellos mismos y con marisco de roca de primera calidad. Como último consejo: si vais, no podéis iros sin acabar la comida con su panna cotta con coulis de frutos rojos: un verdadero espectáculo.

Trattoria Malatesta: C/ de los Coloreros, 5, Madrid. Tel: 913 65 90 97. Mapa.

L’incanto Gastrobar

Mikel López Iturriaga sugiere en esta ocasión un restaurante en Madrid, y advierte: “aunque lo de gastrobar haga temer lo peor, L’Incanto es un siciliano nada pretencioso que sirve esplendorosos platos de pasta en el Mercado de la Guindalera”. Comenta que allí puedes encontrar las previsibles carbonaras o putanescas impecablemente cocinadas, pero también “especialidades menos trilladas como los gnoquis con tinta de sepia, los espaguetis con pan rallado y anchoa o el burrambero pistacchiato (pasta rellena de ricota y pistachos)”. Así, se ha convertido en uno de los restaurantes favoritos de López Iturriaga, que confiesa que no solo le ha enamorado por su comida, sino también “por estar en un lugar inesperado”.

L’incanto Gastrobar: C/ de Eraso, 14, 28028 Madrid. Tel: 692 86 20 67. Mapa.

La Saletta

Nuestro compañero Jordi Luque estuvo comiendo hace poco en el Mercado de Antón Martín de Madrid, concretamente en un restaurante italiano llamado La Saletta, que le sorprendió tan gratamente que quiere compartirlo con vosotros. “Están especializados en porchetta y hacen unas pizzas bien competentes, pero yo comí el menú del día” asegura Jordi, que de segundo pidió orecchiette a la puttanesca, un plato de pasta que combina la tradición de la región italiana de Puglia -de donde es originaria este tipo de pasta- con la salsa putanesca: aceitunas, anchoas, alcaparras y tomate, entre otros, típica de la región del Lazio.

La saletta: Mercado de Antón Martín, C/ de Santa Isabel, 5, Madrid. Tel: 914 29 17 71. Mapa.

Napoli dei Borboni

Nuestra community manager Patricia Tablado no solo es una amante de las redes, sino también de todo lo que rodea la cultura y la gastronomía italiana. Tiene la suerte de que en su ciudad se encuentre Napoli dei Borboni: “un restaurante dirigido por la señora Raffaella, que es napolitana y que si le preguntas te cuenta con todo lujo de detalles cómo trae las materias primas desde su Italia natal hasta Alcorcón”. La carta, comenta, está llena de platazos, pero ella se queda con los scialatielli a cartoccio, una pasta a tiras más cortas que los espaguetis y bastante más anchas. “Vienen con marisco y presentados en una especie de estuche de papel albal con forma de cisne: maravilloso” añade Tablado. También sugiere los spaghetti verdi, con crema de espinacas, speck y ricotta. Pero como no solo de pasta vive el italiano, Patricia asegura que “hacen una parmigiana que es un escándalo y su burrata, que viene directamente de Nápoles, es deliciosa”. En Napoli dei Borboni, además, tienen carta para vegetarianos y para celíacos y un menú del día por 14,90 euros que, según la experta en redes, “vale mucho la pena”.

Napoli dei Borboni: C/ Inspector Juan Antonio Bueno, 4, Alcorcón, Madrid. Tel: 911 16 39 80. Mapa.

Noi Ristorante

Mònica Escudero -editora de El Comidista, periodista y reina de la pista- recuerda que, en una de sus escapadas a Madrid acabó atrapada por los platos de pasta del restaurante Noi. Este local se define como “un nuevo espacio de cocina contemporánea abierto a nuevos sabores”, y es que, aunque mantienen la esencia de la gastronomía del sur de Italia y profesan un exquisito respeto a la materia prima, en Noi tienen claro que el cliente también come por los ojos, algo que se aprecia en la estética de sus emplatados. Escudero sugiere su carbonara marina con atún y pimienta, que califica de “auténtica delicia” cremosa, sabrosa y potente de pimienta. Otros platos estrella de su carta son los liguine con ragú de sepia o los spaghetti alla nerano, una receta típica de la región de Campania elaborada con calabacín, provolone, ajo, albahaca, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

Noi ristorante: Calle de Recoletos, 6, Madrid. Tel: 910 69 40 07. Mapa.

Trattoria popolare Fratelli figurato

Fratelli Figurato es una de las mejores pizzerías de Madrid, llegando a colarse en el número 10 del “50 Top Pizza Europe 2020”, y siendo la primera de España en este ranking. Ahora no solo puedes disfrutar sus magníficas pizzas, si no que han abierto un nuevo local en la capital, con el mismo nombre -pero en diferente ubicación- en que también sirven pasta fresca elaborada diariamente de manera artesanal. Regentada por dos hermanos napolitanos, esta trattoria poppolare -como ellos mismos la definen- tiene pocos platos en su carta, al más puro estilo de las trattorias italianas en que la oferta culinaria es mucho más reducida que en los ristoranti, y el abanico de vinos y otras bebidas es, en muchas ocasiones, mucho más amplio. Básicamente encontrarás tagliatelle y bigoli -un tipo de pasta larga parecida a unos espaguetis gruesos, originarios del Véneto- que combinan con salsa carbonara, amatriciana o queso, peras y menta. Los tagliatelle van todos acompañados de ragú, a escoger entre el napoletano, el bolognese o el genovese. Yo me quedo con el napolitano: salsa de tomate, salchicha napolitana, costillas de cerdo, carne de morcillo y aguja de ternera, todo cocinado a fuego lento, como manda la tradición della nonna napoletana.

Trattoria popolare Fratelli Figurato: C/ de Larra, 13, Madrid. Tel: 912 32 75 08. Mapa.

La Tavernetta

Mikel López Iturriaga siempre le estará agradecido a Borja Echevarría, vasco morrofino y director adjunto de este periódico, por haberme descubierto La Tavernetta. “En este restaurante sirven especialidades de Sicilia y Cerdeña, y sus pastas no tienen ni un pero” asegura López Iturriaga, que te recomienda pedir clásicos de estas islas italianas “como los fettucine con bottarga y pecorino sardo o los culurgiones”. El capo de El Comidista señala, sin embargo, que “tampoco son puristas y en la carta hay especialidades de otras zonas de Italia, como los linguine alla carbonara o la lasaña a la boloñesa” y que, incluso, en la cocina de este restaurante se han permitido el reto de italianiar recetas de pasta tardicionalmente asociadas a los Estados Unidos de América como los espaguetis con albóndigas.

La Tavernetta: C/ de Orellana, 17, Madrid. Tel: 913 19 23 90. Mapa.

BARCELONA

La Balmesina

Nuestra editora Mònica Escudero te recomienda no perderte La Balmesina, un restaurante italiano de la ciudad condal en que “sacaron la pasta de su carta nocturna, y desde entonces venden más pasta que nunca.” Con temor de que penséis que se está fumando los ‘spaghetti’ en lugar de comerlos, aclara: “en su menú diario de 12,90 euros hay siempre un plato de pasta de primero y uno de segundo, y siempre alguno vegetariano.” En La Balmesina, además, Mònica asegura que puedes pedir pasta de primero y pasta de segundo, si quieres, y nadie te va a mirar mal por ello, pero advierte: “entonces te perderás sus cremas, ensaladas, sopas frías, y demás maravillas”. La comida no solo es impecable, sino que además las raciones son abundantes: para Mònica la joya de la corona del restaurante son los passatelli, una pasta a base de huevo, harina y pan que se forma con el mismo pasapurés con el que aplastan las patatas del gnocchi, cuya salsa va variando en función del día, algo que no resulta un problema teniendo en cuenta que en La Balmesina, donde combinan las recetas canónicas italianas con otras más creativas y menos puristas en que siempre están presentes las verduras de temporada, hay buenas opciones aseguradas.

La Balmesina: C/ de Balmes, 193, Barcelona. Tel: 934 15 62 24. Mapa.

Raffaelli

El jefe de todo esto, Mikel López Iturriaga, asegura que si estás en Barcelona deberías considerar pasarte por Raffaelli, un restaurante italiano que descubrió recientemente en el barrio de Gràcia. “La apariencia de este local no puede ser más clasicona, y responde a todos los clichés del restaurante italiano romántico de qualità” asevera Iturriaga, que también dice que “las pastas te dejan bastante picueto por su altísimo nivel”. Allí probó unos tagliatelle con setas que calificó como fantásticos gracias a “su punto justo de cremosidad para no resultar empalagosos”, y también unos de los mejores raviolis que ha probado nunca: rellenos de ricotta y espinacas, bañados en una salsa de tomate que le resultó ejemplar. Avisa de que no es barato, pero recalca: “el nivel de la cocina bien vale el esfuerzo económico”.

Raffaelli: C/ de Luis Antúnez, 11, Barcelona. Tel: 652 56 07 29. Mapa.

Na Madrona

A nuestro compañero Jordi Luque no le ha hecho falta irse muy lejos para encontrar un restaurante en el que pedir pasta merezca la pena. En el pueblo donde vive, Caldes de Montbui -que tiene una misteriosa relación con la gastronomía italiana que prefiere no desvelar- hay un local auténticamente siciliano llamado Na Madrona en el que, asegura, preparan unos spaghetti aglio e olio buenísimos. “Quizá sea el plato más esencial de la gastronomía italiana, pero el caso es que yo me pirro por la combinación de ajo frito, un poco de guindilla y aceite” confiesa el periodista, que -consciente de que es un plato sin demasiada complicación- considera que Vincenzo, el cocinero, “lo borda”.

Na Madrona: C/ Canal, 8, Caldes de Montbui, Barcelona. Tel: 938 62 68 31. Mapa.

Massimo

“Para un italiano, hay pocos lugares en el mundo donde se prepare una pasta mejor que la de casa” confiesa Marco Bozzer, periodista italiano afincado en Cataluña. Aun así, para Marco hay algunos restaurantes en Barcelona que compiten con la pasta de su mamma. Así pues, Bozzer recomienda la frégola sarda con gambas, almejas y calamares del restaurante barcelonés Massimo, una receta tradicional de la isla de Cerdeña -de donde es la cocina del restaurante- preparada con un tipo de pasta que se parece al cuscús, pero cuyos granos son más gruesos.

Massimo: Via Augusta, 217, 08021 Barcelona. Tel: 934 54 81 46 . Mapa.

Dual Café

Massimo Morbi, cocinero italiano residente en Barcelona, se decanta por Dual Café. A priori, puede que el nombre no recuerde mucho a un clásico restaurante italiano de pasta, pero este pequeño local regentado por Chiara y Francesca, dos gemelas italianas, le enamora precisamente por eso: no es nada pretencioso, es acogedor, familiar y mantiene un estilo de bar que también se ve reflejado en el precio. Morbi califica la oferta gastronómica de honesta y popular, y aunque el menú va cambiando cada día, él recuerda con especial virtud los tagliatelle alla bolognesa que comió una vez u otras propuestas menos clásicas como una pasta acompañada de butifarra y col, una combinación de clara inspiración catalana. Sea como fuere, para Massimo comer allí es sinónimo de placer porque asegura que el equipo “le pone mucha pasión”.

Dual Café: C/ del Comte Borrell, 65, Barcelona. Tel: 937 82 55 22. Mapa.

Can Sardi

Danielle Rossi, co-propietario del restaurante vegano Rasoterra de Barcelona, recomienda la visita a Can Sardi, un restaurante italiano de la capital catalana que, según cuenta, “es el único dónde puedes encontrar pasta sarda auténtica”. En concreto entre todas las pastas que hacen a mano destaca los culurgiones, cuya masa se elabora con harina de sémola, huevos, agua y sal dando una costra suave a los ravioles; y que se suelen rellenar con una mezcla de patatas hervida, aceite de oliva, queso, ajo, menta y nuez moscada. De segundo, si no quieres repetir pasta, debes saber que –como buenos sardos- también son especialistas en sardinas.

Can Sardi: C/ de Pepe Rubianes, 25, Barcelona. Tel: 931 37 36 02. Mapa.

Bacaro

Marco Bozzer recomienda en esta ocasión la visita a Bacaro, una taberna veneciana ubicada detrás del barcelonés mercado de La Boquería. Comenta que allí tuvieron una idea muy original: “Preparan spaghetti ‘carbonara di mare’ (sin huevos), cuya salsa consiste en un fumet de pescado de roca, huevas de lumpo, salmón y mejillones”. Por supuesto, la pasta se hace allí mismo y esta en concreto se llama carbonara –aunque poco tenga que ver con la original- porque la salsa de marisco le da un color parecido y las huevas de lumpo aportan los puntos negros que recuerdan al ‘guanciale’ frito y la pimienta negra. No solo Bozzer recomienda la visita al Baccaro, también Massimo Morbi considera que vale la pena probar sus ‘pappardelle con ragú alla genovese’, una especie de ‘tagliatelle’ más anchos, acompañados de un ragú típico del sur de Italia -aunque su nombre indique lo contrario- en que se mezcla carne de cerdo y de ternera, y en que la cebolla tiene una fuerte presencia. Chiara Bombardi, miembro de Slow Food Barcelona, recomienda pedir los ‘passatelli’, que van cambiando su acompañamiento en función de los productos de temporada.

Baccaro: C/ de Jerusalem, 6, Barcelona. Tel: 672 17 60 68. Mapa.

VALENCIA

Trattoria Haro

La periodista valenciana Mariola Cubells está enamorada de la Trattoria Haro, un restaurante italiano en Valencia, cuyos dueños son de la región italiana del Piamonte. Cubells tiene dos principales razones para decantarse por este restaurante: la primera es el producto, ya que la pasta se elabora diariamente en su obrador, y otros alimentos como el queso, los embutidos o los tomates secos los importan directamente desde su ciudad natal; la segunda razón es ajena al sabor, pero no por ello menos importante: su ubicación. El restaurante está en el marítimo barrio del Cabanyal, por lo que, tras la comida, Mariola opta por dar un paseo por la playa, que no es mal plan para bajar los agnolotti rellenos de ternera que recomienda que te zampes. En Haro rematan este clásico de la cocina piamontesa con una cremosa salsa de trufa casera. La periodista también sugiere como entrantes el carpaccio de alcachofas -cuando es temporada- o su tabla de quesos, embutidos y salazones procedentes del Alto Piamonte a modo de antipasti.

Trattoría Haro: C/ de Josep Benlliure, 154, València. Tel: 677 25 36 23. Mapa.

San Tommasso

Ubicado en un antiguo edificio del Barri del Carme de Valencia, San Tommasso es un restaurante italiano en que la decoración -interior y exterior- tiene la capacidad de hacerte sentir como en Italia, y no solo lo digo yo, lo confirman también algunos italianos como Simone Zaza, exjugador del València Club de Fútbol, que ha acudido en más de una ocasión a sentirse como en casa. Pero todo este postureo no es, ni de lejos, lo mejor del local, sino que su pasta es excelente, destacando personalmente los gnochi rellenos de mantequilla y salvia -una hierba aromática bastante más utilizada en la cocina italiana que en la española- o los spaghetti alla carbonara -con auténtico guanciale-, que son realmente dignos.

San Tommasso: C/ de la Corretgeria, 37, València. Tel: 963 92 07 55. Mapa.

SEVILLA

Gallina Bianca

Ricardo Ojalvo, al frente del blog Ricocina, lleva varia navidades visitando Sevilla sin excepción, y todos los años ha repetido con su familia en la trattoria Gallina Bianca, cerca de los Jardines de Murillo. El local, según Ojalvo, cuenta “con un ambiente súper casero y acogedor, en sintonía con lo que allí se despacha”. El bloguero nota en cada plato el respeto por la materia prima, y confiesa que, aunque todo lo que allí sirven le apasiona, lo que más le gusta son sus pastas frescas, entre las que destaca los gnocchi de patata a los cuatro quesos, que son su debilidad en este restaurante italiano cuya máxima es la apuesta por los ingredientes frescos, selectos y de calidad.

Gallina Bianca: C/ Sta. María la Blanca, 15, 41004 Sevilla. Tel: 954 98 82 67. Mapa.

Alimentari

Pobre de mi compañero Carlos Doncel que, durante mucho tiempo, no salía de las fantásticas pizzas que elaboran en Alimentari, un restaurante italiano de Sevilla. “Mi cerrazón culinaria no me animaba a mirar otros platos, y al final mi dedo siempre apuntaba a la pizza capricciosa o a la burratina” confiesa Doncel. Pero como para este artículo hay que recomendar pasta, se acercó de nuevo al local a ver si le convencía, como dice, “dispuesto a bajar de esa montaña con forma circular que me tenía ensimismado”. No le fue nada mal. Sus chefs Ciro y Lorenzo, que han adquirido su formación culinaria en la mismísima Roma, dominan a la perfección la pasta fresca. “Tanto los tortelloni rellenos de ternera estofada y salsa al vino tinto como el cacio e tre pepe -con queso de oveja y pimienta rosa, negra y verde- están buenísimos” añade Doncel, que además sentencia con una frase que debería animar a los sevillanos a pasarse por allí: “Ahora sí soy feliz”.

Alimentari: C/ Bartolomé de Medina, 21, Izq, Sevilla. Tel: 955 72 22 60. Mapa

BILBAO

Don Angelo

Sara Caliari y Unai Echevarría son una italiana y un vasco que regentan juntos ‘Il tortellino’, una tienda especializada en productos italianos de Bilbao. En la capital de Vizcaya nos invitan a visitar Don Angelo, que según dicen “es uno de los pocos restaurantes italianos de Bilbao que abrieron hace mucho tiempo y aún siguen”, es decir: un clásico. De entre su oferta culinaria italo-vasca destacan unos spaghetti con setas, foie y un huevo poché, que hace las veces de salsa cuando rompes su yema. Sara, que se crió en Italia, es consciente de que la mezcla no es nada tradicional, pero lejos de resultarle un problema le parece admirable cómo los cocineros han conseguido presentar un buen plato y respetar el producto, lejos de las típicas profanaciones que sufre la gastronomía de su país.

Don Angelo: C/ de Rodríguez Arias, 19, Bilbao, Vizcaya. Tel: 944 21 93 00. Mapa.

Ambigú

Caliari y Echevarría, que anteriormente se decantaban por un clásico de la ciudad, nos recomiendan en esta ocasión la cocina creativa-alternativa –como ellos mismos la definen- de Ambigú, que siempre cuenta en su menú con platos italianos como pastas o ‘parmigiana di melanzane’ elaborados con el máximo respeto hacia el país de Sara. Ella define los platos de pasta con cariño y nostalgia: “sus platos son como si abres una nevera italiana y con los ingredientes que hay haces un buen plato de pasta”. Sin embargo, recuerdan especialmente unos rigatoni con salsa arrabbiata, mejillones y un pesto de aceitunas negras que les sorprendió gratamente, no solo por el punto de cocción de la pasta y el respeto al producto, sino por la calidad del mismo que, además, no va acompañado de una cuenta estratosférica.

Ambigú: C/ Done Bikendi, 5, Bilbao, Vizcaya. Tel: 944 24 23 43. Mapa.

SAN SEBASTIÁN

Da Filippo

Marta Mendía, de la familia vasco-italiana de Conservas Olasagasti, se lamenta de que, en el País Vasco la oferta de cocina italiana de calidad cada vez es menor, fagocitada por las franquicias “que sí consiguen calar entre el público y tienen que hacer doble turno en muchas ocasiones”. Pero no todo está perdido en San Sebastián; Marta aún tiene un lugar al que acudir cuando las ganas de pasta llaman a la puerta y ni a ella –ni a su marido- les apetece encender los fogones; se trata del restaurante Da Filipppo, un restaurante Italiano, con un menú que combina la tradición gastronómica italiana con elementos menos puristas. El menú no es fijo, sino que va cambiando según el día, respetando siempre los productos de temporada, pero Marta recuerda con especial cariño los capelletti di piselli que, como todo en este restaurante, está elaborado con sus propias manos y con materias primas de primerísima calidad. A Marta no le tiembla el pulso al asegurar que, actualmente, “es el mejor restaurante italiano de San Sebastián”; y quién sabe si también de Hong Kong, donde próximamente abrirán un nuevo local.

FORMENTERA

Gioviale

Chiara Bombardi y Danielle Rossi, al frente del restaurante vegano Rasoterra de Barcelona, se escapan cuando pueden a Baleares y allí, en la pequeña pero maravillosa isla de Formentera, recomiendan hacer una visita al Gioviale: un restaurante italiano regentado por Giulia, Matteo y Francesco, quienes decidieron traer lo mejor de la gastronomía romana a esta pequeña isla balear llenísima de expatriados italianos. Allí te dejarás llevar por la magia del cacio e pepe, una especialidad muy típica de Roma a base de queso y pimienta (lo que significa su nombre en dialecto romano) que, aunque austera, es capaz de hacer disfrutar al más exigente. Si tienes suerte, no dejes pasar la oportunidad de disfrutarlos en su acogedora terraza, en pleno centro del pueblo de Sant Francesc de Formentera, la capital oficiosa de la isla.

Gioviale: C/ de Santa Maria, 59, San Francisco Javier, Formentera. Tel: 672 71 34 19. Mapa

En algunas zonas de España, como consecuencia de la pandemia, algunos locales míticos de comida italiana han tenido que cerrar sus puertas, y es que hasta hace unos años resistían algunos en los que se podía comer pasta con los ojos cerrados. Por desgracia, las franquicias –que poco tienen de italianas- se han adueñado del panorama, sobre todo en las ciudades de pequeño tamaño. Pero no todo está perdido, si en nuestra lista no has encontrado ningún restaurante en tu ciudad, puedes consultar este mapa de Anna Mayer, del blog Panepanna, en el que encontrarás un montón de locales italianos con ofertas variadas y de calidad en los que darte el gustazo de disfrutar los platazos de una de las más reconocidas gastronomías del mundo.

En El Comidista, sin embargo, sabemos que seguramente recuerdas con ilusión ese local en que te sirvieron el mejor plato de pasta que has probado nunca, así que te invitamos a que lo compartas con nosotros y nuestros lectores en los comentarios; estaremos encantados de probarlos cuando visitemos vuestra ciudad.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!