¿Y tú te fiarías de la Wikipedia en 2020?

Wikipedia nació en enero de 2001 y resiste como uno de los últimos reductos de generosidad en Internet. Ha indexado atentados, guerras, celebrities, asesinatos y muertes inesperadas…, pero ningún acontecimiento la ha puesto tan a prueba como este larguísimo 2020 rodeado de mil y una teorías de la conspiración. Con una pandemia global en tiempo real, la actividad en Wikipedia ha sido frenética. Según la Fundación Wikimedia, cerca de 67.000 editores han trabajado para crear más de 5.000 artículos en 175 idiomas diferentes.

Wikipedia sigue siendo idealista y romántica. No hay nada parecido a un editor jefe y el trabajo lo sostienen voluntarios que pueden alcanzar la categoría de editores frecuentes. No solo escriben sus artículos, sino que ejercen de guardianes de lo que otros publican. A estos altruistas de la Red les mueve una pasión muy del siglo XX: la gratificación instantánea de hacer de Internet un lugar mejor.

La primera entrada en inglés sobre coronavirus la creó Jason Moore (35 años), un editor veterano conocido como Another Believer. Aunque su punto fuerte no era la medicina, cuando vio las noticias que venían de China pensó que aquello se convertiría en algo más que un brote aislado. Así que a mediados de marzo creó un Wikiproject con varias páginas, una de ellas de conversación entre voluntarios para discutir sobre algunos artículos que solían ser corregidos varias veces al día. A finales de julio aquella entrada principal había sido editada 22.000 veces por más de 4.000 editores.

Cuando Wikipedia Hispalois, nombre de usuario de Luis (44 años), ingeniero industrial, escribió su primer artículo en español sobre el virus, estábamos confinados y ya otro usuario había creado la entrada. “Hubo una avalancha de conocimiento, gente que estaba en Wuhan creando artículos todo el rato, luego se fue perdiendo fuelle”, recuerda desde Bruselas, donde trabaja. Él ha sido uno de los diez editores más activos en los artículos de coronavirus. La página en español ha cambiado de nombre tres veces, y desde septiembre se llama Pandemia de covid-19. Hasta el 15 de noviembre había sido corregida 8.638 veces por 610 editores.

“Pandemia de covid-19 en español está siendo vigilada por 237 usuarios”, informan desde Wikimedia. Con su ejército de patrulleros y bots monitorizando constantemente la información, Wikipedia ha demostrado más agilidad que Facebook o Twitter para borrar artículos sospechosos de alimentar teorías de la conspiración. Cualquier editor podría romper la cadena, borrar el artículo o corregirlo en pocos segundos. Cuando Facebook y Twitter borraron aquel famoso vídeo llamado Plandemic que corrió por Internet a principios de mayo, ya tenía más de un millón de visitas. 

El artículo Pandemia de covid-19 en español tenía hasta el 15 de noviembre 11 millones de páginas vistas, y la entrada principal en inglés, unos 100 millones de visitas. Eso sí: en ambientes respetables nadie presume de consultar la Wikipedia.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!