Ximo Puig se desmarca de los barones del PSOE y aboga por pactar con ERC y dialogar con Torra

VALENCIA Guardar

El secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se desmarca de los barones socialistas que, como el aragonés, Javier Lambán, se muestran críticos con la negociación de su partido para lograr el respaldo de las formaciones independentistas a la investidura de Pedro Sánchez.

Así, el presidente de la Generalitat Valenciana, se decanta por ERC frente a Ciudadanos para alcanzar un acuerdo que permita la gobernabilidad en España, al tiempo que insta a Sánchez a atender las llamadas de su homólogo catalán, Quim Torra.

En este contexto, el presidente valenciano anuncia que mantendrá este lunes una reunión con el líder del PSC, Miquel Iceta, con motivo de su visita a Barcelona para participar en una jornada de la patronal catalana Fomento del Trabajo.

En una entrevista con la emisora pública Catalunya Ràdio, Puig ha abogado porque Sánchez le coja el teléfono al independentista Torra para «comenzar por el principio»: «El principio es hablar».

En la entrevista, Puig ha asegurado que “no ve una alternativa mejor” para un Gobierno para el conjunto de España que la planteada en el acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE, y ha instado a los independentistas a preguntarse si hay “una mejor solución”.

Loading...

Ante el planteamiento del entrevistador de si el PSOE debería apostar por un acuerdo con Esquerra Republicana o con Ciudadanos, Puig ha afirmado: “Yo creo que los electores ya han decidido. Creo que hay una mayoría progresista en un momento muy complicado, aunque no es para tirar cohetes, pero hay una mayoría progresista. Y lo que ha pasado con Cs, creo que es bastante definitorio”.

En este sentido, el jefe del ejecutivo valenciano ha incidido en que “a los independentistas no se les está pidiendo la adhesión a este gobierno”, sino “que faciliten, de una manera pragmática, un gobierno que siempre será mejor que el de las derechas” para “empezar un diálogo complicado y complejo, pero que es inevitable”.

Para Puig, la manera de afrontar este diálogo es “sin esperar grandes resultados el primer día, es una cuestión en la que hay de tener paciencia, moderación y tranquilidad“. “Creo que hay posiciones en estos momentos muy dispares, confrontadas si se quiere”, ha señalado Puig, que ha defendido “un diálogo en positivo, pero sin intentar buscar soluciones muy rápidas a una situación que es muy compleja”.

Políticos presos: «Se pueden encontrar puntos de diáligo»

Preguntado sobre si este diálogo debería incluir la situación de los políticos presos, ha señalado: “Hay que ir muy poco a poco, sabemos que partimos de posiciones muy distantes, pero se pueden encontrar puntos de diálogo”.

A este respecto, Puig ha pedido que se hable “de aquello que está en el mundo real”. “Huir de la legalidad es huir de la realidad. En una mesa cada uno puede plantear lo que considere, pero tenemos que hacer un ejercicio de realismo y de pragmatismo”, ha apuntado, para señalar que ” dentro de la Constitución y el Estatut de Cataluña aún hay espacio para avanzar“.

“Se lo dije al president Puigdemont cuando hablé con él hace unos años: si no se cree en la legalidad, ¿cómo va a creer la gente en una nueva legalidad? Romper la legalidad unilateralmente no ofrece ninguna seguridad jurídica para nadie, ni siquiera para aquellos que la rompen”, ha indicado.

Un «conflicto político» en Cataluña

A preguntas del entrevistador sobre si considera que en Cataluña existe un conflicto político o una crisis de convivencia, Puig ha apuntado que ambas cosas no son “incompatibles”: “Hay un conflicto político que concluye en una situación de difícil convivencia”, ha manifestado.

Además, ante la posibilidad de que se produzca otra reunión como la de Pedralbes de diciembre de 2018 entre Sánchez y Torra, ha considerado: “Espero que esta nueva etapa de cooperación y colaboración permita volver al espacio institucional, que es el que canaliza la civilidad”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!