Weber tratar√° de mantener el legado de Merkel en Europa

La elecci√≥n de Manfred Weber como candidato a la presidencia de la Comisi√≥n por parte del Partido Popular Europeo ha sido el primer paso y no ha revestido mayor compliaci√≥n. M√°s dif√≠cil ser√° que esta elecci√≥n se sustancie. En efecto, el que hay que considerar como el representante del legado europeo de la canciller Angela Merkel, puede ser tanto el primer alem√°n que alcanza la posici√≥n ejecutiva m√°s importante en la UE como el primer candidato formal que tiene que ceder el paso a la ¬ęrealpolitik¬Ľ, tras un resultado electoral que puede dejar un panorama totalmente in√©dito.

El Congreso del Partido Popular Europeo, celebrado en Helsinki, eligi√≥ ayer por una abrumadora mayor√≠a a Weber como su candidato para sustituir a Jean-Claude Juncker al frente de la Comisi√≥n Europea si el partido resulta ser el m√°s votado en las elecciones de mayo pr√≥ximo. Weber es actualmente el portavoz parlamentario del PPE y ha sido apoyado por todas las grandes delegaciones de modo que el resultado de la votaci√≥n ha sido abrumador: 492 votos frente a 127 que ha obtenido el otro aspirante, el ex primer ministro finland√©s Alexander Stubb. La delegaci√≥n del PP espa√Īol apoy√≥ abiertamente a Weber, que podr√≠a ser el primer presidente de la Comisi√≥n que no ha sido antes jefe de Gobierno.

Poco convencional

Tampoco ha habido antes un presidente de la Comisi√≥n de nacionalidad alemana, a pesar de que Alemania es sin duda el pa√≠s m√°s influyente y decisivo en el seno de todas las instituciones comunitarias. En este sentido, Weber es un alem√°n poco convencional, primero porque procede de la CSU b√°vara y segundo porque en los a√Īos que ha sido portavoz del grupo popular se ha labrado una reputaci√≥n de hombre a la vez fiel a sus principios y flexible en la negociaci√≥n.

En las elecciones de mayo se enfrentar√° con toda seguridad al candidato del grupo socialista, el holand√©s Frans Timmermans, que actualmente es el ¬ęn√ļmero dos¬Ľ de la Comisi√≥n y que ser√° proclamado por este grupo pol√≠tico a falta de otros aspirantes. Sin embargo, se cree que en esta ocasi√≥n los liberales no presentar√°n ning√ļn candidato, habida cuenta de que la f√≥rmula no es del agrado del presidente franc√©s, Emmanuel Macron, que es en estos momentos el l√≠der m√°s influyente en este espectro, a pesar de que no se haya querido definir como liberal.

El Tratado de Lisboa establece que la elecci√≥n del presidente de la Comisi√≥n le corresponde al Consejo Europeo, pero que en este caso los jefes de Estado y de Gobierno lo har√°n ¬ęteniendo en cuenta el resultado de las elecciones¬Ľ. La f√≥rmula para definir esa interpretaci√≥n del resultado han sido los ¬ęspitzenkandidat¬Ľ (¬ęcandidato especial¬Ľ en alem√°n), pero los l√≠deres han dicho siempre que no se sienten formalmente obligados a respetarla. En revancha, el Parlamento Europeo, que ha de ratificar esta elecci√≥n por mayor√≠a, sostiene siempre que no aprobar√°n un candidato que no sea uno de los ¬ęspitzenkandidat¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *