Volver a emprender | Sociedad

Sin embargo, a nivel empresa, tendrán que ser ellas mismas las que diseñen e implementen los ajustes necesarios a su modelo de negocio para identificar y aprovechar las oportunidades que hay en el camino hacia la recuperación. Y, en efecto, también será tan difícil como se oye, así que toda ayuda abona. 

Estas cuatro tendencias, como también las llama KPMG, son resultado del análisis Rumbo a la recuperación tras COVID-19 que la firma de consultoría presentó hace sólo unos días. Este es el camino que plantean para volver a la actividad con más probabilidades de salir adelante: 

1.- Replanteamiento sustancial

En este escenario se encuentran empresas que luchan por recuperarse de la disminución “permanente” de la demanda, y que no cuentan con capital suficiente para soportar esta contracción tan prolongada. 

2.- Transformarse para resurgir

En efecto, se trata del viejo y confiable “Renovarse o morir”, quizá no tan a fondo como en la tendencia anterior, pero igual de importante.

Aquí entran empresa que sufrirán los efectos de la contracción económica, pero que podrán recuperarse a medida que la demanda regrese a su volumen habitual. Tal es el caso de instituciones financieras, agricultura y transporte.

Sólo las firmas que analicen seriamente los cambios en los hábitos de consumo, que ofrezcan una auténtica cercanía con el cliente y que tengan una estrategia clara de competitividad con un enfoque local lograrán el tan ansiado escalamiento en estos momentos tan complicados.

Esto podría aplicar a cualquier sector, pero KPMG sugiere a las ventas en línea, telecomunicaciones, entrega de comida a domicilio, medicina a distancia, gestión de activos y capital privado, ciencias de la salud y farmacéutica, plataformas de interacción y medios digitales enfocar buena parte de sus recursos en ello.

Una situación sin precedentes como la que vivimos requiere que los empresarios actúen ágilmente para salir adelante. Y si el esfuerzo no es suficiente, hay que levantarse para volver a emprender con el mismo entusiasmo que la primera vez, pero ahora más sabios.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!