Visitas guiadas a alumnos de Primaria para «analizar» esculturas de felaciones y masturbaciones

La exposición de Antoni Miró en la Marina de Valencia continúa rodeada de controversia. Ahora, los gestores de las instalaciones (en cuyo consorcio están representados el Ayuntamiento, la Generalitat y el Gobierno central) han organizado visita de centros educativos a la muestra, que incluye desde figuras con sexo explícito como felaciones o penetraciones anales a manifestaciones independentistas catalanas. La muestra tiene un coste para las arcas públicas de 110.000 euros.

Las visitas a «La Base», el nuevo espacio cultural de la Marina de Valencia, están orientadas a alumnado de segundo ciclo de primaria, secundaria y bachillerato, en sesiones de una hora y media de duración, dirigidas a «conocer la figura del artista y su compromiso social con la libertad de expresión, los derechos humanos, la identidad cultural y el territorio; entender el imaginario artístico de Antoni Miró mediante la aproximación a su iconografía, significantes, técnicas y proceso creativo propio; y vincular su creación y su discurso artístico con nuestra realidad, para su posterior comprensión y reflexión crítica».

Uno de los itinerarios se denomina «A La Base» y propone un viaje por la obra reciente de Miró, situándola en su contexto creativo y presentando el discurso estético y político del autor. La obra expuesta va «desde su brindis a la Grecia clásica hasta el homenaje estético a su ciudad natal, Alcoy, pasando por los retratos de personajes político-culturales, manifestaciones ciudadanas y desnudos femeninos y masculinos».

Protesta del Foro de la Familia

Al respecto, entidades como el Foro de la Familia han reclamado sin éxito la retirada de las esculturas que muestran escenas de sexo explícito -expuestas al aire libre- al entender que podían atentar contra la ley del Menor.

De acuerdo con los responsables de la Marina, algunas de las actividades que se ofrecen son desde jugar al «quién es quién» con los cuadros de Personatges hasta buscar objetos como unas tijeras o un puño en la serie Mani-festa. La finalidad, según explica La Marina, es «reflexionar sobre los temas latentes en las más de 170 piezas de la muestra: la identidad, el imaginario colectivo, la cultura valenciana, las referencias musicales, poéticas, literarias y artísticas que han influenciado al autor o la actualidad social y política».

Loading...

El proyecto educativo está coordinado por Laura Ú. Pastor, pedagoga creativa y psicopedagoga, especializada en atención a la diversidad a través del juego y Marc Brell, animador sociocultural, especialista en juegos y dinamización de acciones de participación ciudadana.

Imagen de la muestra de Antoni Miró en la Marina de Valencia – EFE

Los grupos, de 25 a 30 escolares, pueden escoger tres itinerarios. La ruta «Personatges» se centra en los retratos de Miró a sus referentes. A través del juego, los visitantes «conocerán distintos personajes de la cultura valenciana y universal y reflexionarán sobre sus propias preferencias y personas que les influyen».

El itinerario «Mani-festa» se centra en la visión personal del mundo de Antoni Miró con el fin de «analizar los símbolos universales presentes en su obra y reflexionar sobre la manera en la que recibimos la información». También a través de diferentes didácticas, se abordarán temas como los movimientos sociales del siglo XX y XXI, la relación entre poder y ciudadanía y los medios de comunicación y marketing.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!