Vino y tecnología, un maridaje sostenible en la Ribera del Duero | Extras

Un lugar enclavado en pleno corazón del valle del Duero. La cultura del vino. Una bodega transformada para integrarse de forma natural con el paisaje. Y la tecnología más avanzada y de vanguardia. Todo esto se ha combinado con la intención de impulsar un enoturismo sostenible que actúe de imán para atraer a un visitante cada vez más preocupado de disfrutar de una experiencia única y respetuosa con el medio ambiente.

Los protagonistas de este maridaje son Bodega Matarromera y LG Business Solutions. Ambos han firmado un acuerdo con lo mejor que sabe hacer cada uno: vino y tecnología. Unidos bajo el criterio de la sostenibilidad, han convertido las instalaciones de Valbuena de Duero en un claro compromiso de su lucha conjunta contra el cambio climático.

Así, LG Business Solutions ha instalado más de 120 paneles solares fotovoltaicos LG NeON 2 bifaciales en las marquesinas del aparcamiento de la bodega, un sistema que permite captar más energía, ya que lo hace por ambos lados, y obtener así un mayor rendimiento. Con ellos se produce en torno a 80.000 kw/h anuales. Matarromera genera de esta forma energía limpia y reduce a la vez su consumo.

“Este proyecto es un ejemplo más de la filosofía de LG Business Solutions por ofrecer soluciones tecnológicas con energía solar centradas en el cliente, siendo fieles a nuestros pilares de innovación y compromiso con la sostenibilidad y el medioambiente”, explica Jaime de Jaraíz, presidente y CEO de LG Iberia.

Además, la compañía surcoreana ha instalado una serie de pantallas profesionales de última generación en las diferentes estancias de la bodega. En ellas se muestra a los visitantes con una narrativa audiovisual el proceso de elaboración del vino. Es otro ejemplo de la integración de lo artesanal con la última tecnología de este acuerdo.

“Buscábamos un socio que nos proporcionara soluciones tecnológicas vanguardistas y que compartiera nuestro principal valor, que es la sostenibilidad, el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático”, asegura Carlos Moro, presidente y fundador de Bodega Matarromera. Se trata de la primera empresa española con certificación AENOR que mide su huella de carbono.

El compromiso de la compañía con el entorno está en la base de su plan estratégico, Matarromera Sostenible en el Planeta Tierra, que incluye una propuesta con un enoturismo respetuoso con la naturaleza presente en varias iniciativas adicionales.

Un modelo productivo denominado por Carlos Moro como “economía esférica”, y que demuestra su éxito con las cifras de visitantes a la bodega. A pesar de las importantes limitaciones a la movilidad impuestas por la pandemia, Matarromera ha seguido recibiendo enoturistas. Más de 5.000 personas han querido conocer esta propuesta sostenible, muchos de ellos procedentes de EE UU, Canadá o México.

Movimiento LG Smart Green 

Producir energía limpia con paneles solares, como se hace en Matarromera, es uno de los tres pilares del proyecto Smart Green, que LG impulsa desde que lo puso en marcha en 2017. Primero lo hizo de forma interna y, posteriormente, ha abierto su participación a más empresas. En la actualidad participan ya más de una decena (Alsa e Ibercaja, entre ellas). También se han incorporado algunas Administraciones, como la Junta de Extremadura o el Ayuntamiento de Murcia.

El segundo de estos ejes es la ecotecnología que la compañía aplica en todos sus productos, para asegurarse de contar con los más eficientes en las distintas categorías en las que trabaja. Y el último de ellos es la reforestación de los bosques de España, con el objetivo de plantar 47 millones de ellos al año, utilizado drones, big data y semillas inteligentes. De momento, se han plantado ya tres millones en reforestaciones llevadas a cabo en Guadalajara, Extremadura y Palencia. Hay ahora otras abiertas en Aragón y Murcia, informan fuentes de la compañía.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!